Hasta un 50 por ciento de la población puede sufrir hemorroides en algún momento de su vida. Por el momento, la prevalencia en España es del 13 por ciento. Aunque no se da por igual en toda la población. Son más comunes en mujeres, sobre todo debido al embarazo. Pese a ello, expertos consideran que el sedentarismo de la pandemia podría hacer aumentar el número de casos.

Las hemorroides pueden producirse por varias causas, como trastornos en el tránsito (estreñimiento o diarrea), factores hereditarios, los embarazos, o, incluso la práctica de algunos deportes que implican estar sentado.

En este caso, el confinamiento también conllevó que estuviéramos sentados durante mucho tiempo. Esto pudo aumentar la presión en las venas del ano y por lo tanto la probabilidad de padecer hemorroides. Además, la situación actual de pandemia, así como el confinamiento y el sedentarismo, ha causado que muchos pacientes no puedan acudir al médico. Por ello lo han sufrido durante más tiempo este tipo de molestias.

Consejos para tratar  y evitar las hemorroides

Según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) la mejor forma de evitar la enfermedad hemorroidal es mantener un ritmo de deposiciones normal. Para ello ayuda beber abundantes líquidos y hacer una dieta rica en fibra. En el caso de padecerlas, estas pueden disminuir y cicatrizar por sí mismas o con tratamiento farmacológico.

Los plexos hemorroidales son unas estructuras cuya función es almohadillar el canal anal y ayudar a mantener la continencia. Las hemorroides (también llamadas almorranas), se producen cuando dichas estructuras se dilatan anormalmente. Esto da lugar a los síntomas característicos como el picor, la irritación de la zona anal o el dolor.

Recientemente, Laboratorios Servier España ha lanzado una pomada, Emoflon para el tratamiento de las hemorroides y sus complicaciones. Entre ellas destaca el eczema o la fisura anal. Se trata de una pomada para los pacientes que padecen hemorroides, que no contiene cortisona ni anestésico local, por lo que no presenta contraindicaciones en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Puede ser usado sin interrupción hasta 4 semanas.