Redacción, Zaragoza.- Cerca de 6 millones de pacientes españoles son alérgicos al polen, y en los últimos años este número se ha incrementado notablemente y, según estudios epidemiológicos ha sido por causa de la contaminación atmosférica en las ciudades, así como por la coincidencia con otros factores como el aumento en el consumo de tabaco o la falta de exposición en la infancia a los gérmenes han sido decisivos. Los expertos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) destacan otro factor más que contribuye a empeorar la calidad de vida de los alérgicos y es como ha explicado el doctor Carlos Colás " la utilización por Ayuntamientos y particulares de plantas ornamentales muy alergénicas como el plátano de sombra, que ha contribuido significativamente al aumento del número de pacientes alérgicos que acuden a las consultas a lo largo de todo el año, no sólo en primavera".

La SEAIC desarrolla en Zaragoza hasta el 18 de octubre el Symposium Internacional de Aerobiología y Polinosis, que "supone una puesta en común de las últimas investigaciones, acerca de la capacidad alérgica de las esporas de los hongos, granos de polen y bacterias contenidos en la atmósfera. En esta ocasión, se analizarán características de los diferentes pólenes, la reactividad cruzada con otros alergenos o la influencia de la polución en el aumento en el número de pacientes alérgicos en los últimos años", según ha señalado el doctor Carlos Colás, responsable del Comité Organizador de esta reunión y jefe de Servicio de Alergología del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza.

Junto al incremento en el número de pacientes alérgicos al polen, en las consultas de alergología se ha experimentado que en mayor medida los pacientes sufren síntomas cada vez más intensos, durante más tiempo y son sensibles a más tipos de pólenes. "Con anterioridad, los pacientes presentaban síntomas de polinosis durante dos y tres semanas, ahora muchos alérgicos son -multiestacionales-, es decir manifiestan síntomas durante varios meses al año. Ello se debe a que los pacientes no sólo son sensibles a un tipo de polen, sino a 5-7 pólenes distintos, lo que alarga el periodo de polinosis más allá de una estación al año y empeora la calidad de vida del paciente", indica el doctor Javier Subiza, responsable del Comité Científico del Symposium Internacional de Aerobiología y Polinosis y coordinador del Comité de Aerobiología de la SEAIC.

Según se recoge en el primer estudio multicéntrico sobre prevalencia de pólenes de España realizado en 13 ciudades españolas, concretamente en La Coruña, Santander, Bilbao, Vitoria, Burgos, Logroño, Zaragoza, Barcelona, Salamanca, Madrid, Toledo, Ciudad Real y Sevilla por el citado Comité de la SEAIC y que se va a presentar durante este encuentro, el tipo de polen que más afecta a los españoles son las gramíneas con un 77 por ciento de los pacientes que sufren polinosis. seguido por el polen de olivo, con un 43 por ciento. quenopodiácea, con un 27 por ciento. plátano de sombra, con un 22 por ciento. el de cupresáceas, con un 13 por ciento y la parietaria, con un 11 por ciento.

Asimismo, el doctor Colás ha resaltado que "el primer puesto de las gramíneas está compartido por el olivo en ciudades como Sevilla y Ciudad Real, o la parietaria en Barcelona. Por otra parte, es importante tener en cuenta que el 30 por ciento de los alérgicos a gramíneas son asmáticos, lo que suele producir entre los meses de abril y mayo verdaderas "epidemias de asma- entre estos pacientes"

Escasez de especialistas

En la presentación de este Symposium, acreditado por el Sistema Español de Acreditación de la Formación Médica Continuada (SEAFORMEC) y la Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica, desde la SEAIC se ha insistido en la escasez de alergólogos que hay en España y su casi ausencia de esta especialidad, no sólo en hospitales, sino también en centros de especialidades multiplica las listas de espera, según la SEAIC. Por Comunidades Autónomas, el reparto es desigual, no existiendo ningún alergólogo público ni en Huesca ni en las Islas Baleares.

Mientras las cifras de pacientes se incrementan cada año, en España sólo se cuenta con 450 alergólogos en la Sanidad pública para atender a los más 8 millones de alérgicos que, además deben acudir a su hospital para ser atendidos, en lugar de a centros de especialidades, como ocurre en casi todas las patologías. Según la OMS cada país debería contar con un alergólogo por cada 50.00 habitantes, en España sólo se dispone de uno por cada 150.000, es decir sólo se cubre la tercera parte de las necesidades asistenciales.