La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha emitido un comunicado ante las reacciones alérgicas producidas por la vacuna de Pfizer ante la COVID-19. Ante las mismas, las autoridades sanitarias británicas han desaconsejado la vacuna a pacientes con historia de reacciones graves a fármacos y/o alimentos. Sin embargo, desde la SEAIC insisten en que no se puede generalizar la evitación la de vacuna a todas aquellas personas que han tenido reacciones alérgicas graves con medicamentos y/o alimentos.

Especialmente, resaltan que los alérgicos a penicilina, a analgésicos o a pólenes o alimentos vegetales. Tampoco seguir un tratamiento con corticoides tópicos o inhalados tiene por qué contraindicar la administración de una vacuna.

Reacciones alérgicas al polietilenglicol

Las autoridades británicas han atribuido en un primer momento la causa de las reacciones alérgicas a un excipiente de la vacuna del COVID, el polietilenglicol. El polietilenglicol o macrogol es una sustancia presente en algunos medicamentos, como laxantes, antibióticos, analgésicos, antiagregantes, corticoides y antihipertensivos. También está presente en productos de la vida diaria formando parte de la cosmética, como gel, jabones, etc.

Las reacciones alérgicas a esta sustancia, sin embargo, son extremadamente infrecuentes. Dentro de lo poco frecuente que es la presentación de alergia a esta sustancia, sí que se ha descrito algunos cuadros de dermatitis de contacto que afortunadamente no entrañan reacciones graves.

Es por ello que la SEAIC concluye que es necesario realizar un estudio alergológico a los sujetos que refieran reacciones alérgicas en general y a las vacunas contra el COVID-19 en particular, para poder identificar las sustancias desencadenantes de la reacción.

Por último recuerda que, en general, las vacunas se desaconsejan en grupos concretos, como personas con inmunosupresión, u otras alteraciones de la inmunidad. También aquellas con tratamiento anticoagulante o cualquier otro desorden sanguíneo; enfermedad moderada o grave descompensada; o pacientes con edad menor recomendada en la ficha técnica.