Hasta el momento, dos millones 948 mil es el número de personas que han sido ingresadas al sistema de vigilancia epidemiológica y notificadas a través de la herramienta informática en línea “Sisver”, un 48 por ciento ya dio negativo a la prueba de COVID-19. A la fecha, 843 mil 231 personas se han recuperado de la infección por COVID-19, de un millón 144 mil 643 con diagnóstico positivo.

El gobierno de México, a través del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, suscribió con la farmacéutica Pfizer el convenio de fabricación y suministro de vacuna contra el virus Sars-CoV-2 para la prevención de COVID-19 en México, mediante el cual serán adquiridas 34.4 millones de vacunas.

250 mil dosis frente a la COVID-19

Se prevé que este mes se pudiesen recibir las primeras 250 mil dosis para el arranque de la vacunación contra COVID-19 en México, con prioridad en el personal de salud que está en la primera línea de atención a esta enfermedad.

El 26 de noviembre pasado, la farmacéutica entregó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el expediente de solicitud de registro sanitario de la vacuna contra COVID-19, que también se somete a la aprobación de la agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Asimismo, se estableció un mecanismo de coordinación entre todas las instituciones del sector salud y la farmacéutica para contar con las mejores alternativas para su distribución en nuestro país, con el propósito de iniciar su aplicación en el momento que sea aprobada.

Política Nacional de Vacunación

La aplicación de la vacuna, al igual que otras a las que México tendrá acceso bajo diversos esquemas, se regirá con la Política Nacional de Vacunación contra el virus Sars-CoV-2 para la prevención de la COVID-19 en México, que tiene como principios rectores la promoción del bienestar humano, acceso igualitario, equidad, reciprocidad.

En próximos días se dará a conocer este documento que establece el esquema de priorización, considerando la equidad y el acceso universal, e incluye criterios de aplicación, farmacovigilancia, efectividad y una estrategia de comunicación, entre otros.

La Secretaría de Salud mantendrá informada a la población sobre el avance en la adquisición del biológico, incluso con otras empresas de forma bilateral y el mecanismo multilateral COVAX, para proteger su salud, al ser una prioridad del Gobierno de México en la atención de la pandemia que afecta al mundo.

Instan al adecuado uso de medidas sanitarias para evitar más infecciones

El uso correcto de cubrebocas, guardar silencio y las ventanas abiertas para permitir la circulación del aire son medidas sanitarias que disminuyen el riesgo de contagio de COVID-19 en el transporte público, las cuales se complementan con el lavado de manos con agua y jabón o uso de gel antibacterial, antes y después de abordar el transporte.

Otra de las acciones que contribuye a reducir el riesgo de SARS-CoV-2 durante el traslado en unidades colectivas es evitar en lo posible la alta concentración de personas. En este sentido, el sistema de transporte colectivo Metro, ha instado a la reducción de los tiempos de salida de autobuses y trenes del metro para bajar la ocupación y que las personas conserven la sana distancia.

Ante la temporada invernal, los mandatarios recomendaron mantener las medidas sanitarias individuales y colectivas para reducir la velocidad de los contagios.