Las personas con diabetes corren el riesgo de sufrir complicaciones graves y potencialmente mortales debido al retraso en el diagnóstico, a la falta de una educación deficiente, y al retraso en el acceso a la innovación y la asistencia sanitaria. Así lo han puesto de manifiesto representantes de la Sociedad Española de Diabetes (SED), la Fundación de esta organización (FSED) y la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Esta reivindicación la han hecho ante los medios de comunicación en la presentación de los actos que se van a celebrar en nuestro país en torno al Día Mundial de la Diabetes. Cita que se celebrará el próximo 14 de noviembre, y que lleva por título ‘Si ahora no, ¿cuándo?’.

En palabras del presidente de SED, el doctor Antonio Pérez: “la visibilidad de la diabetes sigue siendo baja en relación a la carga socio-sanitaria que representa por su prevalencia, y repercusiones en la salud y la calidad de vida. Por otro lado, la desigualdad en el acceso está causando grandes inequidades en la asistencia sanitaria y de recursos recibida”.

Con los datos en la mano, el especialista ha subrayado que existe un 43% de casos que no están diagnosticados, y entre un 40% y un 50% que no alcanzan los objetivos de control. “Gran parte de esa falta de control, en el caso de las personas con diabetes tipo 2, no tienen acceso a una educación diabetológica adecuada que les permita gestionar su enfermedad”.

Educación especializada reglada

En ese sentido, el presidente de FEDE, Juan Francisco Perán, insiste en la necesidad de una formación en diabetes de calidad y continuada en el tiempo para las personas afectadas y también para sus familiares. “Una educación que debe ser impartida por profesionales sanitarios con una titulación reconocida. Es la herramienta que puede proporcionar al paciente la libertad para tomar las decisiones adecuadas en el manejo y control de su enfermedad”.

El doctor Pérez añade que: “es esencial una reactivación y transformación progresivas del sistema sanitario que permita la aplicación del modelo de atención a la cronicidad de forma eficiente, que incorpore al paciente como activo, y se coordine a todos los niveles asistenciales”.

Inequidad en el acceso

Otro aspecto que se ha abordado en la rueda de prensa ha sido la inequidad que sufren los pacientes en el acceso. La doctora Sonia Gaztambide, presidenta de la FSED, ha incidido en que: “es el momento de que los gobiernos trabajen para favorecer la equidad en el acceso al tratamiento en su más amplio sentido: educación, fármacos, calidad en la asistencia, apoyo… Un trabajo que solo se puede hacer destinando los recursos y medios adecuados”.

Esta especialista ha recordado que cuando se cumple un siglo del descubrimiento de la insulina, y pese a los avances que hay en el tratamiento de esta enfermedad, el acceso a la innovación sigue dependiendo de la región en la que se vive. “Se debe buscar la equidad en todo el territorio nacional para que todas las personas tengan la misma calidad asistencial”.

Campañas institucionales necesarias

Para el representante de los pacientes, tampoco se debe olvidar la necesidad de realizar campañas institucionales orientadas a la prevención sanitaria y al fomento de hábitos de vida saludables. “En España, cada año, fallecen 35.000 personas a causa de la diabetes y sus complicaciones. El 80% de ellos podría haberse salvado si hubiera llevado unos hábitos higiénico-dietéticos”

En ese mismo contexto, nueve de cada 10 personas con diabetes tiene sobrepeso u obesidad. “Estos no consideran que sufren diabetes, por lo que ni siquiera acuden al médico, de ahí la falta de diagnóstico. No hay que olvidar que el 90% de los pacientes con diabetes tipo 2 está sin diagnosticar. Es esencial que la educación en salud se inicie desde la edad escolar de ahí que nosotros pidamos también la figura del enfermero en los colegios”, recalca.

Tanto los médicos como el representante de los pacientes coinciden en que son necesarias campañas institucionales educacionales. Y no entienden esa falta de recursos para esa formación de la población que puede prevenir enfermedades y evitar el consumo de enormes recursos humanos y económicos.

Actividades en el Día Mundial

A modo de resumen, la doctora Gaztambide ha explicado que “hoy en día, los pacientes no cuentan con un tratamiento adecuado, ni una educación básica para aprender a tratar la diabetes y fomentar que pueda autogestionar la enfermedad. Por eso, aprovechamos el Día Mundial para poner la diabetes en el mapa y en las agendas de forma simultánea en todos los países”.

“Esta fecha –continúa la doctora Gaztambide– fue reconocida y refrendada por la ONU para darle visibilidad y mejorar su manejo, pero no se está haciendo”. En esa línea, ha hecho un repaso de las actividades que se van a desarrollar en diferentes Comunidades Autónomas de la mano de las diferentes asociaciones de pacientes.

Un calendario de eventos que tendrán lugar los días 13 y 14 de noviembre, y que se centralizarán en Castellón. Conferencias para profesionales, charlas para toda la población, talleres prácticos y carpas informativas configuran la totalidad del programa.