La cultura de seguridad del paciente es clave para mejorar la calidad asistencial. Para avanzar en este objetivo, la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP) y la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) han firmado un convenio de colaboración. El mismo tiene como fin activar juntas proyectos formativos y de investigación. Todo ello buscando perfeccionar las competencias profesionales de los asociados y mejorar la asistencia a la población.

Durante la firma del convenio, SEDAP y SECA coincidieron en que es fundamental que los directivos tengan formación y competencias en gestión de la calidad. En opinión de ambas sociedades científicas, un directivo con sensibilidad en este tema favorecerá su presencia en el día a día de su organización.

Así, SEDAP y SECA desean promover que los directivos gestionen con calidad. Igualmente, que las Unidades de Calidad tengan presencia en los órganos de decisión de las organizaciones sanitarias. Por último, que la calidad en todas sus dimensiones esté presente en las estrategias, desde que se planifican hasta que se despliegan.

Actividades para la cultura de seguridad del paciente

En cuanto a las medidas concretas en las que se traducirá este acuerdo, las sociedades han adelantado algunos puntos. La primera es colaborar en el desarrollo de la seguridad del paciente. Todo ello implicando a profesionales y directivos de la salud en el desarrollo de esta cultura de seguridad del paciente.

Asimismo, pretenden desarrollar proyectos de formación e investigación que mejoren el conocimiento sobre la calidad asistencial y la seguridad del paciente entre profesionales y directivos. Para ello, es necesaria la difusión de iniciativas multidisciplinares, que favorezcan la colaboración entre diferentes disciplinas y especialidades.

En esta misma línea, tratarán de promover iniciativas sobre ‘Recomendaciones no hacer’ basadas en la evidencia científica. No obstante, el desarrollo de la cultura de seguridad del paciente pasa por evitar prácticas innecesarias que no aportan valor y ponen en riesgo al paciente.