Incluir a pacientes expertos en los órganos de gobierno de las Organizaciones Sanitarias y modificar la Ley de Autonomía del Paciente de 2002. Esa es una de las apuestas de los directivos de la salud para mejorar la gestión sanitaria. También el informar y disponer del listado de asociaciones de pacientes legitimadas para los pacientes usuarios del centro asistencia. Así se ha puesto de manifiesto en el Foro Virtual ‘La relación Directivo-Paciente en el ámbito de la Sanidad’. El mismo estaba organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y el Foro Español de Pacientes (FEP).

El objetivo es que los usuarios del sistema puedan impulsar a través de esta relación con los órganos de gobierno su participación en los procesos asistenciales. Con ello, se impulsa la corresponsabilización de los pacientes con su tratamiento, pero también con el uso de los recursos asistenciales.

A este respecto intervenía Domingo del Cacho, presidente de la Agrupación Territorial de SEDISA. “La corresponsabilización de los pacientes con su autocuidado, la atención sanitaria y con el sistema es fundamental en la transformación del Sistema Sanitario hacia la calidad y la eficiencia”.

Papel de los pacientes en los órganos de gobierno sanitarios

Durante el Foro se han expuesto algunas iniciativas para materializar dicha relación de los pacientes con los órganos de gobierno. Algunas pasaban por la creación de asociaciones de amigos de un hospital, que reúnan a pacientes que compartan las experiencias vividas. Otras por su participación en la evaluación de resultados en salud y que estos sean publicados.  Igualmente, citaban experiencias de voluntariado, como ya existen en otros países como Portugal, Alemania o Italia. Todo en línea con las propias asociaciones de pacientes.

En esta línea se manifestaba Santiago Alfonso, vicepresidente del Foro Español de Pacientes, en torno al asociacionismo. “Responde a un derecho legítimo de los pacientes en ejercicio de su empoderamiento. En base a los principios democráticos y de forma transparente, las asociaciones son el legítimo representante de los pacientes”.