La comunicación, tanto externa como interna, siempre ha debido estar en la estrategia de las organizaciones sanitarias. Tras la pandemia ocasionada por la COVID-19, esto es algo que ha quedado más patente que nunca. Así se ha puesto de manifiesto en el encuentro digital ‘El reto de la comunicación en las organizaciones sanitarias durante la pandemia y tras la COVID-19’. Una iniciativa de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) con la colaboración de Pfizer, que ha querido analizar la comunicación en tiempos de crisis.

En el mismo intervenía Beatriz Massa, gerente del Departamento de Salud Alcant-Sant Joan d’Alacant. “La comunicación debe ser algo estratégico, requiere de profesionales que planifiquen y ejecuten y que hagan posible que el mensaje llegue. Solo es efectiva mediante información veraz, rápida y real, se debe tener en cuenta que la demanda informativa es diferente dependiendo de los receptores. Es fundamental que el directivo de la salud se implique en ello”.

Comunicación en tiempos de crisis

En momentos de crisis es fundamental crear vías de comunicación accesibles y operativas que permitan a los profesionales contar con información y datos actualizados a tiempo real. “Ha sido fundamental poder utilizar herramientas de comunicación informales en el ámbito interno”. Así lo afirmaba Carlos Gosálbez gerente del Departamento de Salud de Elche-Hospital General, respecto a la comunicación en tiempos de crisis.

Por último, respecto a la comunicación externa en cualquier situación, pero más aún en tiempos de crisis, es muy importante la relación que se tenga con los medios de comunicación. En este sentido los expertos exponían que fue crucial informar a todos los medios de comunicación a la vez y de forma continuada. También celebrar comparecencias públicas casi a diario, donde los periodistas podían preguntar. En el contexto de pandemia, por tanto, las ruedas de prensa telemáticas han adquirido un papel fundamental.