La Asamblea de Madrid ha aprobado por mayoría, con la abstención de Podemos, la llamada “Ley de Buen Gobierno y Profesionalización de los Centros y Organizaciones Sanitarias” del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).  Esta norma reconoce expresamente la necesaria profesionalización de la función directiva en el sistema sanitario madrileño y dispone el establecimiento de procedimientos de selección que permitan garantizar el mérito y la capacidad en el acceso a los puestos directivos, así como de sistemas de evaluación del desempeño de la función directiva sanitaria.

La misma, a la que la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) aportó comentarios, ha sido valorada por la sociedad como un paso fundamental hacia la profesionalización de los directivos de la salud.  Esta legislación pasará a regular y concretar los instrumentos de buen gobierno y buena gestión pública de para los centros y organizaciones sanitarias contemplados en la Resolución 24/2015 aprobada en la Asamblea de Madrid por unanimidad el 22 de octubre de 2015. Estos instrumentos son: órganos de gobierno en todas las organizaciones del SERMAS, profesionalización de la función directiva, fortalecimiento de los órganos de asesoramiento y participación, establecimiento de instrumentos de buen gobierno y autonomía de gestión y capacidad de innovación

En palabras de Joaquín Estévez Lucas, presidente de SEDISA, “para el sistema sanitario es prioritaria la profesionalización de los directivos de la salud y de la gestión sanitaria, con el fin de hacer posible la introducción de la innovación, la evolución que el modelo necesita hacia la cronicidad, la integración sociosanitaria, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), compaginar la calidad y eficiencia necesaria con una mayor participación de los ciudadanos y los pacientes en la sanidad, etcétera, de forma eficiente y aportando la mayor calidad posible”.

La ley aprobada recoge igualmente dos disposiciones adicionales que regulan el acceso y la formación de los profesionales de gestión y servicios y el reconocimiento de méritos en el desempeño de funciones directivas y de gestión clínica por el personal sanitario.

Proyecto DPC Directivos de Salud

Desde SEDISA añaden que se está trabajando además en  el proyecto DPC Directivos de Salud, con el que se pretende crear un Sistema de Acreditación Profesional que plantee un modelo de certificación basado en la práctica real de los directivos, que reconozca sus méritos, conocimientos y competencias y que favorezca su desarrollo profesional.

El procedimiento de acreditación del desarrollo profesional continuo (DPC) contará con diferentes niveles, que documentalmente acredita la formación y experiencia a lo largo de la vida profesional del gestor, al tiempo que exige un reciclaje continuo de conocimientos para el correcto desarrollo del ejercicio profesional.

Como explica Joaquín Estévez, “este sistema debe ser real y adaptado a la idiosincrasia de su actualidad sanitaria, pero siempre desde la despolitización de los nombramientos y ceses y enfocado al que debe ser el objetivo real: la obtención de una gestión sanitaria de calidad, que aporte excelencia a los ciudadanos y sostenibilidad al sistema”.