Redacción, Madrid.- La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) reclama el desarrollo de la Atención Especializada a los mayores en los hospitales generales, con la necesidad de poner en marcha camas de agudo, media estancia y hospitales de día, dirigidas éstas por médicos especialistas en Geriatría.

Así lo ha señalado el doctor Ángel Julio Santana, presidente del Comité Organizador del XLVI Congreso de la SEGG y del X de la Sociedad Canaria de Geriatría y Gerontología (SCGG), que tendrán lugar en Las Palmas de Gran Canaria entre el 9 y el 12 de junio de 2004 con el lema "La prevención de la dependencia, una labor de todos".

Al respecto, Santana ha precisado que la dependencia puede ser disminuida en su frecuencia e intensidad desde acciones de promoción y prevención primaria, además del control y seguimiento de las patologías crónicas y la prevención terciaria, con un abordaje precoz y adecuado de las enfermedades que pueden evolucionar a la dependencia desde los servicios especializados de Geriatría en los hospitales.

Por ello, este experto considera que los recursos sanitarios especializados actuales "requieren una reorganización", para lo que, a su juicio, se requiere de la voluntad de las autoridades sanitarias y sociales.

Durante la conferencia de prensa de presentación de ambos Congresos, se aludió a que Canarias cuenta en la actualidad con 204.006 personas mayores de 65 años, de las cuales 40.401 tienen 80 o más años, siendo en este grupo de edad el 64 por ciento mujeres. Además, se detalló que los hospitales generales del Servicio Canario de Salud no cuentan con servicios de Geriatría y se dispone de tan solo una unidad de media estancia especializada en esta Comunidad, al igual que tan solo de un hospital de día geriátrico.

Asimismo, se indicó que en Canarias se ha tenido hasta el momento una mentalidad de cronificación de camas, contándose con 14 hospitales geriátricos con camas de larga estancia. También se precisó que los Equipos de Atención Primaria, parte importante en la atención a las personas mayores, no disponen de geriatras de referencia, existiendo dificultades en el abordaje de los síndromes geriátricos que requieran de una evaluación especializada. Tampoco existen en los equipos de Geriatría consultores para aquellos mayores que estén atendidos en su domicilio.

Además, el Plan Socio-Sanitario que se desarrolla en Canarias contempla solamente la creación de camas geriátricas de larga estancia y centros de estancia diurna, y no tiene en cuenta otros aspectos de atención comunitaria y de prevención que permitan mantener al anciano en su domicilio mientras sea posible.