La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha realizado un documento de recomendaciones sobre cuáles deben ser los criterios a tener en cuenta en el alta de los pacientes con COVID-19, especialmente en el personal sanitario. Como advierten desde la sociedad científica, el hecho de dar positivo en una prueba de PCR no significa necesariamente que la persona aún pueda contagiar, ya que la PCR detecta material genético del virus, pero no necesariamente virus infeccioso.

Teniendo en cuenta que se ha descrito que el ARN viral se puede detectar durante períodos de tiempo que pueden superar los 15 días en muestras respiratorias y hasta 1 mes en las heces de pacientes con COVID-19, los expertos plantean si la estrategia de dos PCR negativas con un intervalo de más de 24 horas en pacientes (personal sanitario) que ya no presenta sintomatología para darles de alta es realmente la adecuada.

De esta forma, consideran que al decidir los criterios para el alta hospitalaria de personal sanitario con COVID-19, las autoridades sanitarias deberían tener en cuenta varios factores, como son, la capacidad existente del sistema de salud, los recursos de diagnóstico de laboratorio y la situación epidemiológica en el momento de realizar una recomendación.

Así, exponen que los sistemas de atención médica y las autoridades de salud estatales o autonómicas apropiadas pueden determinar que las normas establecidas (doble PCR con una diferencia de muestreo de >24 h.) para dar de alta un paciente no pueden seguirse en el ámbito sanitario, debido a la necesidad de mitigar la escasez de personal sanitario.

Criterios CDC

Asimismo, desde SEIMC proponen fijarse en los criterios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en los que destaca la estrategia no basada en pruebas. Es decir, no dar de alta al paciente hasta que hayan transcurrido al menos 3 días (72 horas) desde la recuperación definida como la resolución de la fiebre sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre y la mejora de los síntomas respiratorio.

Pese a ello, desde SEIMC proponen aumentar el tiempo desde la finalización de los 3 días sin síntomas recomendados por el CDC a 5 días. Una alternativa con una orientación microbiológica sería, si fuera posible, detección de IgG para determinar “infección pasada” o inmunización.

Por último, se recuerda la importancia de tomar medidas de seguridad a la vuelta al entorno laboral, tales como el uso de mascarilla en todo momento, seguir una correcta higiene de manos y respiratoria, o el autocontrol de los síntomas.