“OncoLAB” tiene por misión principal reforzar la prevención, la asistencia, la investigación y el liderazgo para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con cáncer. Esta misión también es compartida por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). De esta forma, desde SEMERGEN se unen a esta iniciativa con el objetivo de ofrecer la visión de la Atención Primaria para un correcto abordaje del paciente con cáncer.

“Los médicos de familia tenemos un papel protagonista en la detección precoz del cáncer. Como primer punto de acceso al sistema sanitario, nos encontramos en una situación privilegiada para detectar las señales de alerta que puedan preceder a la enfermedad. También está en nuestras manos promover estilos de vida saludables que tengan repercusión directa en la prevención de diferentes tipos de tumores”, señala José Polo, presidente de SEMERGEN.

En concreto, la incorporación de SEMERGEN supone un plus de excelencia. No obstante, aportará un punto de vista muy relevante para abordar correctamente los retos oncológicos a los que se enfrenta el sistema sanitario. En este contexto, SEMERGEN ha contribuido en el primer documento de soluciones elaborado por el Consejo Asesor “Un diagnóstico precoz para un mejor pronóstico”. En el mismo se plasman una serie de medidas innovadoras para su implementación en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

El reto de SEMERGEN en OncoLAB

La incorporación de SEMERGEN a OncoLAB se enmarca en la línea estratégica de la iniciativa de lograr involucrar al mayor número de agentes implicados.  “La adhesión de SEMERGEN al Consejo Asesor de OncoLAB es un movimiento estratégico. Nos permitirá conocer de primera mano las inquietudes de los médicos de familia en cuestiones oncológicas”, señala Candela Calle, directora del Consejo Asesor de OncoLAB.

La sintomatología de algunos tumores puede manifestarse en sus etapas iniciales con clínica similar a procesos frecuentes y benignos. El reto de la Atención Primaria es reconocer cuándo esta sintomatología aparentemente benigna puede ser el inicio de una patología grave. Por tanto, saber cuándo requiere una intervención hospitalaria y estudio inmediato.

Del mismo modo, resulta primordial que los médicos de familia trasladen la información sobre la enfermedad que el paciente y los familiares precisan de la mejor manera posible. Así, esta colaboración permitirá ofrecer la atención y el tratamiento que el paciente espera. Siempre basado en sus prioridades y valores, así como una mayor destreza en la gestión de escenarios difíciles de la práctica clínica.