SEMES denuncia inequidad en el acceso a la vacuna COVID de los técnicos de emergencias sanitarias. La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) ha recordado que, en total, hay 25.000 profesionales en primera línea ante la COVID-19. Por una parte, el País Vasco todavía no ha iniciado la vacunación de estos técnicos. Por su parte, Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia, Galicia y Madrid han vacunado a los profesionales de los servicios de emergencias, pero no a los profesionales de los servicios no urgentes.

Los técnicos de emergencias sanitarias (TES) alcanzan un total de 25.000 trabajadores en España, de los cuales unos 13.500 desempeñan sus funciones en los recursos de Soporte Vital Avanzado (SVA) y Soporte Vital Básico (SVB) de los servicios de emergencias médicas. El resto de estos profesionales lo hacen en las ambulancias del servicio no urgente, como son los traslados interhospitalarios, consultas, tratamientos y terapias de rehabilitación.

Según SEMES, los técnicos de emergencias sanitarias están presentes en todos los recursos sanitarios de asistencia extrahospitalaria, y no aparecen reflejados dentro de los procedimientos de actuación frente al COVID-19.

Acceso a la vacuna de los técnicos de emergencias sanitarias

Es España se movilizan casi 5.000.000 de recursos de asistencia sanitaria urgente, de los cuales, algo más de 3.500.000 son de SVB. Estas cifras en el transporte sanitario no urgente aumentan hasta tres veces. Esto se debe al tipo de servicio que realizan y el número de recursos destinado a este fin. “Estos profesionales son los que día a día tienen contacto directo con los pacientes que por unos motivos u otros tienen que ser trasladados, entre sus domicilios a los hospitales y centros salud y en especial a los pacientes afectados por la COVID-19“, ha indicado SEMES.

El Informe sobre la Estrategia de Vacunación a técnicos de emergencias sanitarias, realizado por SEMES, ha mostrado estas inequidades. En el País Vasco, por ejemplo, no se ha comenzado a realizar la vacunación de los técnicos de emergencias sanitarias. En Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia, Galicia o Madrid se ha realizado a los profesionales de los servicios urgentes. Supone “una clara discriminación dentro del colectivo. En ambos casos estos profesionales realizan labores asistenciales a pacientes con sospecha o patología confirmada de COVID-19″.