En el último barómetro sanitario presentado por el Ministerio, la Medicina de Familia obtenía una puntuación de 7,73 sobre 10, mientras que el resto de especialidades se quedaban en el 7,21. Pese a ello, sigue siendo una de las especialidades en las que los profesionales están más castigados, y por ende, que menos interés despierta entre los futuros médicos.

Por ello, con motivo del Día de la Medicina de Familia que se celebra el 19 de mayo, semFYC ha puesto en marcha una campaña en redes sociales con el objetivo de que el Sistema Nacional de Salud recuerde que la Medicina de Familia es “ clave para la sostenibilidad presente y futura de la Sanidad”.  De esta forma han lanzado el hashtag #LoveMFyC,a fin de que todos los actores del sistema, profesionales y pacientes, puedan poner en valor la especialidad y esta pueda visualizarse de una forma mucho más atractiva.

En palabras del presidente de la sociedad, Salvador Tranche, la especialidad “requiere de la implicación de todos los actores que participan en la política y gestión presente y futura del Sistema Nacional de Salud, para alcanzar un compromiso real con la especialidad de la Medicina de Familia y Comunitaria”.

La situación de la Medicina de Familia

Para exponer cuál es la realidad de la especialidad y de sus profesionales, desde semFYC han recordado la congelación de las plantillas que se ha vivido en los últimos años  y que se ha mantenido sin cambios desde 2009; la falta de previsión, en la mayoría de Comunidades Autónomas, para hacer frente a la ola de jubilaciones,  y el estancamiento de la inversión, que crece por debajo del aumento de PIB.

En contraste, ofrecían cifras como que en España desarrollan su actividad en Atención Primaria 28.506 médicos y médicas especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria, según datos de 2006. Además, esta especialidad, aglutina el mayor número de residentes en formación (MIR) de todas las especialidades, alcanzando en el año 2018 un número de 6.689 residentes (sumando las cuatro promociones de residentes que hay hoy en día en el SNS). Esta cifra se ha mantenido plana en los últimos años.

Otra cuestión que ha querido reseñar el problema a medio plazo que va a suponer el aumento de las jubilaciones. “Esteremos en crecimiento vegetativo negativo: se jubilan ahora, y también en los próximos años, más profesionales que los que acceden. Según los datos de que disponemos en la semFYC, un 20 por ciento de los médicos y médicas de familia tienen más de 60 años”.