Redacción, Madrid.-La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) han manifestado, conjuntamente, ser partidarias del establecimiento de un acuerdo, extensible a todo el sector sanitario, basado en el análisis exhaustivo de las necesidades de salud de la población. Así lo señalaban durante la presentación oficial del documento "Pacto por la Sanidad Pública" , consistente en un conjunto de propuestas que ambas organizaciones consideran deberían estar contempladas en el futuro pacto por la Sanidad.

Tal como ha indicado el presidente de la semFYC, el doctor Luis Aguilera, "nos parecía importante plantear y dar respuesta a cuestiones tales como qué razones hay realmente detrás del constante crecimiento del gasto farmacéutico, cómo puede el médico responder ante la incesante promoción de la industria farmacéutica o qué consecuencias se derivan del actual desequilibrio en materia de inversiones, orientadas mayoritariamente a la curación de enfermedades en detrimento cada vez más de su prevención".

Ambas organizaciones han insistido en que es imprescindible que los problemas de la actual Sanidad española no se aborden únicamente desde una óptica económica, "sino sobre todo partiendo de una evaluación de dichas necesidades de la población, en un compromiso de los profesionales con la gestión de los recursos, y una participación de los ciudadanos en su salud", según ha señalado el doctor Aguilera.

Para el doctor Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la FADSP, también conviene hacer hincapié "en la necesidad de controlar el aumento del gasto farmacéutico y problemas tan importantes como los déficits de recursos en atención sociosanitaria y la falta de coordinación entre el sistema sanitario y los servicios sociales".

Cinco áreas de actuación

A estas organizaciones les parece esencial el trabajo sobre cinco áreas concretas de actuación en las que se sustente el pacto global por la Sanidad y que así quedan reflejadas en el acuerdo establecido entre ambas organizaciones.

En la referida al aumento y racionalización de la financiación del sistema sanitario público, se aboga por el incremento de un punto el porcentaje de PIB dedicado al gasto sanitario así como modificar el modelo de financiación autonómico para garantizar la suficiencia financiera de los servicios de salud.

Respecto a la racionalización y control del gasto farmacéutico consideran, entre otros aspectos, que se precisa de una política global que actúe sobre el conjunto de los determinantes de dicho gasto como son la autorización y financiación por el SNS de nuevos fármacos. la prescripción por los facultativos o las actividades de promoción de la industria farmacéutica, entre otros.

La atención en salud a las necesidades de los ciudadanos sería otro de los pilares de este importante pacto, en el sentido de que el SNS debe ser orientado hacia un modelo en el que exista un equilibrio entre prevención y promoción de la salud y las intervenciones curativas. Además, se aboga claramente por la participación de los ciudadanos en el diseño y toma de decisiones en salud, para conseguir que éstos se sientan partícipes en el cuidado de su propia salud.

Asimismo, se cree imprescindible la mejora de la gestión sanitaria pública, mediante la elaboración de un Plan integrado de Salud y la creación de un Instituto Acreditado y Calidad Asistencial, sin olvidar la promoción de una política de personal incentivadora y la mejora de salud pública

Impulso a la Atención Primaria

Para ambas organizaciones, la necesidad de potenciar el primer nivel asistencial merece un capítulo aparte. Algo fundamental, según ha explicado el doctor Aguilera es que "se puedan aumentar las plantillas y se garanticen los tiempos de consulta adecuados".

Otros objetivos en relación a este pilar giran en torno a incrementar la capacidad de resolución de los médicos de familia y que se impulse la investigación en Atención Primaria, "un reto de sentido común, si se pretende adecuar los avances científicos a las condiciones habituales en las que se atiende a los ciudadanos diariamente", según palabras del presidente de la semFYC.

Finalmente, el doctor Sánchez Bayle ha garantizado que la iniciativa presentada por semFYC y la FADSP "no está cerrada y vamos a intentar que se adhiera el mayor número de organizaciones y entidades sociales y profesionales, con el fin de potenciar un amplio debate sobre las necesidades reales de la población y los medios necesarios para resolverlas".