La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha iniciado un proyecto de colaboración con los colectivos autonómicos de COVID-19 persistente. Esta colaboración se ha traducido en la creación de diferentes grupos de trabajo que ya están dando los primeros pasos para poner en marcha varias líneas de trabajo. El objetivo final es mejorar la atención de este tipo de pacientes. Los mismos, tras meses de haber sido contagiados por la enfermedad por coronavirus, continúan presentando síntomas de la enfermedad COVID-19.

Una de las iniciativas en torno a los pacientes de COVID-19 persistente es la realización de una encuesta para conocer su situación. La misma está pensada para ser contestada de forma anónima por todos aquellos enfermos de COVID-19.

Del mismo modo, se ha elaborado una infografía que recopila los síntomas de la COVID-19 persistente más frecuentes en este tipo de enfermos.

Líneas de trabajo en COVID-19 persistente

Más allá de estas acciones, el trabajo de los colectivos autonómicos de la SEMG se centra en cuatro líneas de actuación.

La primera de ellas es la elaboración de un importante proyecto de investigación. El mismo hará un seguimiento de pacientes durante al menos dos años. El fin es obtener evidencia científica clara sobre lo que ocurre a los afectados por COVID-19 persistente. El segundo objetivo que se persigue será la elaboración de protocolos específicos para pacientes con persistencia de síntomas COVID persistentes enfocados en la Atención Primaria.

La elaboración y validación de escalas e instrumentos de medida, objetivos y específicos, sobre el impacto en  la calidad de vida y pérdida de autonomía de este colectivo, será otra de las líneas de trabajo. Por último, también habrá un grupo de trabajo dedicado a analizar y realizar propuestas sobre bajas e incapacidad temporal.