José García, Madrid.- La Sociedad Española de Medicina Nuclear (SEMN) trabajará para lograr que las aplicaciones costo-efectivas de la tecnología PET sean aceptadas como prestaciones del Sistema Nacional de Salud y puedan efectuarse sin problemas en los hospitales de tercer nivel, tal y como ha manifestado, en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, el presidente de esta Sociedad Científica, el doctor Francisco Lomeña, quien ha asistido en el Hospital La Paz de Madrid a la inauguración oficial, a través de una sesión científica, de uno de los primeros PET/CT que funcionan en España, junto al de Bellvitge, en Barcelona.

Ahora las aplicaciones PET se encuentran bajo tutela y es la Agencia de Evaluación de Tecnologías Médicas quien debe decidir cuales de ellas son costo-efectivas y tienen impacto en el manejo clínico del paciente. No obstante, según el doctor Lomeña, consultor del servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínico de Barcelona, "demandamos que se acelere ese proceso de tutela para que las aplicaciones de la PET se conviertan en prestaciones sanitarias".

Hoy en día, explicó este especialista, hay exploraciones de Medicina Nuclear, como la gammagrafía ósea, que son "simples", "baratas" y "rutinarias" en pacientes oncológicos y con patología traumática u ortopédica y que, además, aportan información importante de cara al manejo del enfermo, con lo cual, en su opinión, "no podemos hablar de que la Medicina Nuclear sea alta tecnología o tecnología cara, cuando existen exploraciones como la mencionada que son costo-efectivas al máximo".

Otra de las líneas de trabajo futuras de la SEMN pasa por conseguir una distribución equitativa de instalaciones de Medicina Nuclear en todo el país para que, según el doctor Lomeña, "tengan acceso a este tipo de diagnóstico y terapia todas las Comunidades Autónomas". Al respecto, anunció que probablemente en el plazo de dos años 30 PET estarán funcionando en España, de los que ocho pueden ser PET/CT.

PET/CT

Sobre estas tecnologías, el presidente de la SEMN subraya que la PET es "idónea" para explorar a los pacientes con cáncer, ya que, a través de imágenes funcionales, "discrimina perfectamente entre el tumor y el tejido que lo rodea". La desventaja de la PET, según el experto, es que "no tenemos una situación anatómica exacta de dónde está localizado el tumor", defecto que se corrige con la PET/CT, un tomógrafo híbrido que combina el sistema PET con el TAC, lo que permite "localizar, situar y definir anatómicamente los tejidos tumorales".

La tecnología PET/CT permitirá, indica el doctor Lomeña, que la extensión de los tumores, tanto local como a distancia, se valore de una forma "mucho más exacta", hacer planteamientos en Radioterapia "más precisos" y ahorrar "porque van a evitarse intervenciones quirúrgicas" innecesarias.

Todos estos avances en tecnología PET/CT están siendo abordados durante el Congreso Internacional de la Academy of Molecular Imaging, que se está celebrando esta semana en Madrid, donde la Sociedad Española de Medicina Nuclear participa activamente.