SEMPSPH y semFYC, contra “los vacunódromos”. La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) han indicado que la vacunación frente al SARS-CoV-2 debería realizarse en los servicios de Medicina Preventiva y en los equipos de Atención Primaria. Así debería ser tanto en los grupos de alto riesgo como en el conjunto de la población.

Ambas sociedades científicas han reclamado una estrategia colaborativa entre Atención Primaria y Hospitalaria. “Los vacunódromos no son necesarios, puesto que tan solo es imprescindible dimensionar adecuadamente los servicios sanitarios y seguir protocolos específicos diseñados por Salud Pública”, han indicado en un comunicado.

Contra “los vacunódromos”

Recientemente la Comisión de Salud Pública ha propuesto en la Estrategia de Vacunación contra la COVID-19 dar prioridad a la edad. Han considerado que es el principal factor de riesgo de enfermedad grave y mortalidad. Los especialistas han solicitado a la Ponencia de Vacunas que tenga en cuenta el Consenso de Vacunación en Grupos de Riesgo elaborado por la SEMPSPH. “Se trata del documento más completo basado en la evidencia científica realizado hasta el momento”, han señalado.

“La vacunación de los grupos de alto riesgo debería realizarse desde los servicios de Medicina Preventiva en el marco de una estrategia de colaboración y coordinación con los servicios de Atención Primaria”, ha reclamado la SEMPSPH. Por su parte, la semFYC ha manifestado que “los dispositivos de Atención Primaria tienen la experiencia necesaria. Son los responsables de la vacunación no COVID-19 en la población general en el resto de campañas, como la gripe”.

En definitiva, la SEMPSPH y la semFYC han insistido en “no externalizar la vacunación, como ya ha anunciado alguna comunidad autónoma”. Tampoco consideran necesario “el establecimiento de ‘vacunódromos’ en lugares no destinados a la atención médica“.