Vicente Martínez, Valencia.- Los Médicos Internos Residentes (MIR) ya no tendrán que hacer un número ilimitado de guardias, que en muchos casos servían para cubrir las bajas laborales y las vacaciones de otros facultativos. La sala de lo Social del Tribunal Supremo acaba de dar la razón al Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (SIMAP) y en un auto limita a una las guardias semanales de los facultativos que se encuentren en periodo de residencia. El Supremo declara que, en consecuencia, el tiempo dedicado a Atención Continuada de los residentes “debe considerarse tiempo de trabajo en su totalidad”.

La sentencia anula así la cláusula del contrato orientada a dedicación y horario que indicaba que el residente estaba obligado a realizar, por encima de las 1.645 horas, «las horas de atención continuada que exijan las necesidades organizativas del hospital para el funcionamiento de la institución durante las 24 horas del día».

De esta forma, el límite previsto en la Directiva europea 2000/34 ha sido fijado en 58 horas semanales de media, lo que supone un máximo de una guardia semanal. Este límite deberá ir disminuyendo de modo progresivo hasta llegar a las 48 horas semanales aplicables a todos los médicos, tal como quedó fijado en el conocido como asunto SIMAP, establecido por el Tribunal de las Comunidades Europeas con sede en Luxemburgo.

En este sentido, el presidente del SIMAP, Juan Benedito, ha explicado en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO que con la sentencia del 18 de febrero de 2003 queda claro que “los MIR tienen derecho, en aplicación de sus contratos de trabajo, a un límite de horas de jornada media semanal, tal y como está previsto en la normativa europea”.

Según el presidente del SIMAP, el TS «ha dicho basta a las prácticas abusivas de la Sanidad que, a partir de ahora, no podrá solucionar su falta de planificación asistencial a la población haciendo gravitar casi en exclusiva sobre su personal en formación la carga de trabajo».

En los periodos de mayor incidencia de la gripe o de carencia de personal, algunos médicos residentes han llegado a hacer más de 15 guardias de 24 horas al mes, «sin opción a protestar, ya que de otra forma pueden ser relevados del puesto, en el que no tienen ningún derecho», concretó Benedito. Quién ha señalado que «con la sentencia, la falta de personal facultativo que suele ser una norma habitual en la Administración se deberá cubrir con personal de plantilla y no abusando de los médicos en formación».

«El personal en formación debe realizar evidentemente guardias, pero este número es limitado pues está incluido dentro de la jornada máxima anual y regulado por el Estatuto de los Trabajadores. Además siempre estará en función de las necesidades formativas del médico residente, pero nunca del criterio del gerente del hospital», explicó Benedito.