Las Secciones de la Sociedad Española de Oncología Médica de Cuidados Continuos y +MIR han comenzado el XV Curso SEOM para residentes. Este curso se centra en el control de síntomas y terapia de soporte y contará con 300 alumnos. Sin embargo, también se abordarán temas como urgencias oncológicas, situaciones complejas en Oncología, toxicidades, desafíos en Oncología, pseudociencias, burn-out y expectativas del residente. Para todo ello contará con un total de 38 ponentes.

Además, se presentarán los tres mejores casos clínicos del 13º Concurso +MIR de Casos Clínicos para Residentes en Oncología Médica. Yolanda Escobar, David Páez y Alberto Carmona son los responsables del programa formativo.

Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM, destaca por su parte que el curso sobre control de síntomas incluye una serie de capacitaciones y habilidades muy transversales. Estas además suelen estar fuera del circuito habitual de formación. “Abarca competencias de tratamiento, de cobertura de síntomas, infección, escalas de riesgo, trombosis, manejo del dolor, aspectos de psicooncología, pseudoterapias y pseudociencias…”, enumera.

Formación en control de síntomas

El control de síntomas y las terapias de soporte en Oncología resultan un aspecto fundamental en la formación del residente. “Este curso cubre ese hueco e inicia la formación de los residentes de Oncología en estos aspectos. Queremos que entiendan lo importante que es no solo aportarle al paciente cantidad de vida sino también calidad de vida”, expone Yolanda Escobar.

Alberto Carmona, por su parte, expone que estos temas abordan cuestiones muy diversas y actuales. “Estará centrada en esos grandes dilemas que se plantean a los residentes. E incluso a oncólogos mucho más bregados”. Estos son temas de actualidad como, por ejemplo, la eutanasia; los modelos de decisiones compartidas y qué es y qué no es la agresividad terapéutica.  “Esto es algo que incluso muchos oncólogos muy experimentados a veces confunden”. De esta forma, el objetivo es, tras comentarlo y debatirlo, sentar unas ideas fundamentales en la mente del residente. “Para que pueda orientarse y tenerlo como puntos cardinales en su profesión”, concluye.