E.P. Zaragoza.- La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha diseñado un proyecto de investigación para conocer los efectos en la salud humana derivados del fuel vertido por el buque "Prestige". Se trata de una iniciativa, surgida en el mes de diciembre, pionera en el mundo, ya que hasta el momento, y a pesar de haberse producido accidentes similares en otras partes del planeta, no se había decidido hacer un estudio epidemiológico sobre las repercusiones clínicas, funcionales y biológicas relacionadas con la exposición a estos hidrocarburos. El proyecto tiene un presupuesto de 565.000 euros (unos 94 millones de pesetas).

Así lo ha explicado el presidente del Comité Científico de la SEPAR, miembro del Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Barcelona y coordinador del estudio, Joan Albert Barberà, en el marco del XXXVI Congreso de SEPAR, que se ha celebrado en Zaragoza y en el que han participado cerca de 2.000 especialistas.

El doctor Barberà aseguró que apenas hay información científica, fidedigna y rigurosa sobre los posibles efectos que tiene la exposición al vertido de fuel sobre la salud respiratoria y por ello, la intención de los expertos es informar sobre los riesgos o protecciones que pueden ser necesarias para las personas que se expusieron al fuel.

En el proyecto participan muchos grupos que abordan desde distintas disciplinas el problema. Para ello realizarán encuestas a 5.000 marineros pescadores de la costa de Galicia "porque son las personas que localmente se han visto implicadas en la recogida de fuel y seguramente los que lo han hecho de forma más continuada". Además, esto facilitará la accesibilidad a las personas que serán objeto de estudio. En este momento, dijo el doctor Barberà, el proyecto está en manos del Fondo de Investigación Sanitaria, que debe resolver si apoya económicamente la iniciativa.

Por otro lado, la SEPAR ha aportado algunos fondos -un 11 por ciento del presupuesto total- para que puedan celebrar las primeras reuniones y "en las próximas semanas nos acercaremos a los marineros gallegos para empezar a hacer encuestas breves que puedan determinar el grado de exposición al fuel que han tenido". Asimismo, la Sociedad Científica ha solicitado financiación a Industria Farmaceútica y Repsol.

Una vez detectado el grado de exposición al fuel de los pescadores, en una segunda etapa se seleccionarán 500 pescadores expuestos y 500 no expuestos para desgranar si entre ellos hay diferencias a nivel sintomático, en el estado inflamatorio de la vía aérea y genotoxicidad en muestras de sangre "para evaluar si hay efecto de esta exposición en el estado de los ácidos nucleicos". Todo ello teniendo en cuenta que sean personas de una misma zona geográfica, con una misma ocupación laboral y con el mismo consumo de tabaco. El doctor insistió en que la SEPAR no pretende trabajar independientemente de la Xunta de Galicia, sino colaborar e intercambiar información científica.

En el proyecto participarán equipos de Neumología de diversos hospitales de Galicia, Cataluña y Oviedo. Está previsto que la primera etapa de encuestas, dirigidas a 5.000 pescadores, comience a finales de julio o principios de agosto. El estudio de las personas podría concluir en junio del año 2004, tras la realización a partir de octubre de la segunda etapa.

Consultas por molestias respiratorias

En cuanto a la incidencia en estos momentos de la exposición al vertido, según informes elaborados por la Xunta de Galicia, los síntomas respiratorios y de carácter irritativo de la vía aérea han sido "agudos pero relativamente frecuentes", dijo el doctor Barberà. "Entre el 35 y 40 por ciento de las consultas médicas a pie de playa han sido por este tipo de molestias respiratorias, excluyendo las producidas por traumatismos", puntualizó.

Por otro lado, señaló que los neumólogos gallegos no han detectado un mayor número de sujetos con problemas respiratorios que hubieran surgido después de la exposición al fuel del "Prestige".