La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) pide que todos los hospitales se doten de una UCRI (Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios). Argumentan que las UCRIS han demostrado ser de gran utilidad en la pandemia para el cuidado de los pacientes respiratorios COVID-19 y no COVID. No obstante, han logrado evitar casi el 50 por ciento de los ingresos de los pacientes graves con COVID-19 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS).  En esta sexta ola consideran que pueden ser especialmente útiles. Según señalan, muchos pacientes requieren cuidados respiratorios, pero no en la UCI.

Estas son las principales conclusiones de un estudio publicado en Archivos de Bronconeumología, firmado por autores de SEPAR, y que inaugura este Año SEPAR dedicado a las UCRIS. Según este trabajo, de las 28 UCRIS previas a la COVID-19, 7 de cada 10 han crecido durante la pandemia. En concreto, mediante la ampliación de sus espacios o creando otros nuevos.

Así, su media de camas también ha aumentado y se ha situado en 14,82 camas en las UCRIS preexistentes y en 7,91 en las UCRIS creadas en la pandemia. En cambio, antes de la pandemia, la media de camas por UCRI era solo de 4,07. Los resultados de este estudio se basan en la información recabada durante la primera ola de COVID-19. Sin embargo, se señala que, desde entonces, “el papel que deben desempeñar las UCRIS en el cuidado de los pacientes respiratorios se ha posicionado y matizado mejor”.

UCRIS en todos los hospitales

El trabajo señala que se hace necesario consolidar y planificar la gestión, las UCRI creadas y generar una red de UCRI en todas las autonomías. Todo ello con el objeto no solo de contener la ocupación de camas UCI, sino asegurar tratamiento a los pacientes con techo terapéutico, en este país.

Olga Mediano, neumóloga y coordinadora del Año 2022 de las UCRIS, va más allá. Así, precisa que no solo debe haber UCRIS en todas las autonomías, sino en todos los hospitales. “De hecho, el lema y principal objetivo que tenemos es “Ningún hospital sin UCRI” (#ningunhospitalsinUCRI)”.

A este respecto, el trabajo matiza que todas las UCRIS deben tener los recursos necesarios. “Debemos asegurarnos de que todos los pacientes que lo requieran puedan disponer de este soporte respiratorio no invasivo y que este se les esté proporcionando con garantías”, precisa Mediano.

Asimismo, SEPAR se ha fijado objetivos científicos y a nivel internacional para conseguir la homogeneizar los criterios de manejo y tratamiento de los pacientes en las UCRIS. En este sentido va a trabajar en la elaboración de unas guías clínicas y un documento de consenso, para armonizar este manejo.