La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha recomendado a toda la población el uso de mascarillas homologadas para prevenir la COVID-19, también a los adultos y a los niños que tengan enfermedades respiratorias. Las excepciones solo pueden ser para aquellos ciudadanos que tengan alguna discapacidad, trastorno del comportamiento, enfermedad mental o problema de salud que haga incompatible su utilización, lo que ha sido regulado desde la finalización del estado de alarma por todas las comunidades autónomas.

El uso de las mascarillas ya es obligatorio en todas las comunidades autónomas que han aprobado distintas regulaciones, con ligeras variaciones y pocas excepciones.

Recomendaciones

Desde SEPAR se hacen las siguientes recomendaciones:

Que toda la población lleve mascarilla homologada fuera de domicilio, tanto en entornos cerrados como al aire libre donde no se garantice la distancia física interpersonal.

– La recomendación de llevar mascarilla a todas las personas que sufran enfermedades respiratorias, ya que componen un grupo de riesgo importante de desarrollar formas de la COVID-19 graves. Se considerará de manera conjunta, paciente y profesional sanitario, aquellas excepciones que justifiquen no llevar la mascarilla por un deterioro importante de función respiratoria. En estos casos, se insiste en que estas personas no acudan a lugares considerados de riesgo.

Todos los niños también deben llevar la mascarilla y sobre todo los que tengan enfermedades respiratorias. Todas las comunidades autónomas han regulado que esta sea obligatoria en menores a partir de los 6 años, a excepción de Navarra, que establece que sea obligatoria a partir de los 12 años.

– Además del uso de mascarilla, la distancia física interpersonal, el lavado de manos frecuente y evitar los espacios cerrados o abiertos concurridos, son medidas complementarias y no sustitutivas, que la población debe seguir para minimizar el riesgo de contagio de COVID-19.

– Las actividades en las que las mascarillas no son exigibles (como la ingesta de bebidas y alimentos, la práctica del deporte o acudir a playas o piscinas) también están contempladas y reguladas en las distintas normas autonómicas.

El cuidado y la correcta manipulación de la mascarilla es fundamental para que esta sirva como elemento protector de la salud y así evite el contagio por COVID-19. Consulte con su profesional sanitario o proveedor sobre el correcto uso y mantenimiento de la mascarilla.

Bulos y falsas creencias

SEPAR insiste en estas recomendaciones, ya que considera que los bulos y falsas creencias sobre las mascarillas y sus consecuencias negativas para la salud respiratoria de la población son falsas y no existen estudios científicos que demuestren tales perjuicios para la salud.

La recomendación de llevar mascarilla a toda la población general, donde se incluyen los pacientes respiratorios, es la mejor opción para evitar el contagio por COVID-19, junto a las demás medidas preventivas mencionadas.

La norma general debe ser llevar la mascarilla y las excepciones deben ser excepciones, señala SEPAR en su comunicado.