Evitar la quimioterapia en cáncer de mama es clave porque se evitan los efectos adversos relacionados con dicho tratamiento. Ahora, los resultados de un nuevo estudio suponen que alrededor de 5.300 nuevos casos en España cada año, podrán ser tratadas únicamente con hormonoterapia. Todo ello con igual eficacia. En concreto, se trata de las pacientes postmenopáusicas con RH+ y HER2 negativo que tienen entre 1 y 3 ganglios axilares positivos y con un resultado Recurrence Score igual o inferior a 25.

Se trata del cambio de práctica clínica más importante en cáncer de mama con ganglios positivos en los últimos 25 años. En concreto, desde la incorporación de los taxanos al tratamiento. Los resultados revelan evitar la quimioterapia a las mujeres postmenopáusicas con este tumor y entre 1 y 3 ganglios afectos no empeora el pronóstico.

Este ensayo clínico internacional, cuenta con participación destacada del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama. Este ha contribuido al mismo con la inclusión de 792 mujeres, a través de 21 hospitales españoles pertenecientes al Grupo. Esto supone casi el 20 por ciento del total de pacientes participantes en el ensayo.

“El estudio RxPONDER supone un importante esfuerzo de investigación internacional. Proporciona información extremadamente relevante para las pacientes con cáncer de mama operable”, afirma Miguel Martín, presidente de GEICAM.

Evitar la quimioterapia

El estudio se basa en el test genómico Oncotype DX Breast Recurrence Score. Esta es una herramienta predictiva y pronóstica de la compañía Exact Sciences. La misma cuantifica la expresión de 21 genes en el tejido tumoral. Así proporciona la probabilidad de que la paciente se beneficie o no del tratamiento con quimioterapia y que el cáncer recurra en los próximos 10 años. Estas pacientes, una vez identificadas, pueden evitar la quimioterapia y optar por un tratamiento solo con hormonoterapia. Todo ello con igual eficacia y pronóstico.

“Que un grupo de pacientes pueda evitar la quimioterapia adyuvante es particularmente importante en una época marcada por la pandemia de la COVID-19. Reducir tanto las visitas a hospitales, como los tratamientos inmunosupresores es esencial”, concluye Martín.