Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), ha reclamado un ministro de Sanidad que haya estado “en primera línea” en la lucha frente a la pandemia de la COVID-19. Si esto no fuera posible, ha pedido que sea “un conocedor experto del entorno de la salud pública, gestión sanitaria y asistencial”.

Asimismo, ha considerado que la gestión de Salvador Illa, ministro saliente, ha merecido un “aprobado raspado”. Esta nota se debe a que se ha encontrado una situación sanitaria como no se había conocido en cien años. Cuando juró el cargo, el Ministerio de Sanidad estaba “totalmente desmantelado”, ha dicho. Al estar transferidas las competencias a las comunidades autónomas, el Ministerio tenía “poca o ninguna experiencia” en la compra de material. Con el decreto de alarma, se tuvo que poner al mando de la misma en un momento en el que “no había nada”.

Pérdida de experiencia

“Hay que tener en cuenta la acción a la que se ha enfrentado Illa y con los medios que en ese momento había”, ha comentado el presidente de la OMC. En todo caso, Serafín Romero ha destacado “dedicación y esfuerzo” personal de Salvador Illa durante la pandemia.  Por tanto, “perder la experiencia que da la responsabilidad de un cargo y el tiempo es una mala noticia para la gestión de la pandemia”, ha manifestado.

En el aspecto profesional, el presidente de los médicos de España ha señalado que “no les ha gustado” muchos aspectos de la gestión del ministro. Especialmente, se ha referido a la “no participación de las profesiones sanitarias”. Todos han pedido reiteradamente colaborar en la toma de decisiones “por muy difíciles que fueran”, ha recordado.

“Eso ha sido una pérdida de oportunidad”, ha recalcado, tras lamentar que no se haya realizado una evaluación para aprender de las medidas que se tomaron en la primera ola, ya que “muchas no fueron las más acertadas”. “Esta evaluación no está ni se le espera y esto podía haber mermado alguna de las actuaciones que hemos puesto en marcha en la segunda y tercera ola”, ha recalcado.

Serafín Romero lamenta la falta del comité de expertos

Illa tampoco se ha dotado de un comité de expertos consensuado entre las fuerzas políticas y el entorno profesional, según ha lamentado Romero. No obstante, los especialistas que trabajan en el Ministerio de Sanidad y en las consejerías son titulados. “Era muy importante dotarse, ante tanta incertidumbre, de un comité de expertos reconocido y reconocible que asumiera la responsabilidad del conocimiento y de la evidencia cuando la hubiera”, ha añadido.

Por todo ello, Romero ha pedido que el próximo ministro conozca el sector sanitario. Ha solicitadoy que el Ministerio de Sanidad deje de ser una cartera para el “interés político” y sea para el “interés de todos”. “Ahora más que nunca necesitamos a una persona que conozca el sector sanitario. A ser posible, que haya estado en la gestión de la crisis pandémica o que conozca este tema”, ha dicho.