E.P.- El Servicio Cántabro de Salud (SCS) atendió a lo largo del pasado año 2002 un total de 5.366.010 consultas, de las que más de 4,6 millones fueron de Atención Primaria y cerca de 735.000 de Especializada. Además, se redujeron los tiempos de demora en listas de espera, según se recoge en el balance de Gestión del Servicio Cántabro de Salud presentado por el consejero de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, Jaime del Barrio, y el director gerente del citado servicio, José Alburquerque, quien adelantó que los datos sobre listas de espera y tiempos de demora serán los primeros que se incluirán en la página web del servicio, que podría estar operativa para el próximo mes.

Para Del Barrio, los datos de la memoria del SCS "evidencian una aumento significativo de la actividad, una disminución del tiempo de demora y una apuesta por alternativas a la hospitalización", datos que también resaltó Alburquerque, quien indicó que se han cumplido los objetivos de 2002 "tanto desde el punto de vista asistencial, como desde el económico", y se ha logrado tener un servicio sanitario "puntero y de excelencia".

Según se recoge en la memoria, cuyo resumen ha sido editado en un tríptico informativo, de los más de 4,6 millones de consultas de Atención Primaria, 2.273.876 correspondieron a Medicina General, 260.940 a Pediatría y 1.584.797 a enfermería. A todas ellas se suman además las consultas de carácter domiciliario, que alcanzaron las 211.596. Especial relevancia tiene el incremento del número de consultas en unidades de apoyo como las de fisioterapia, donde se atendieron más de 77.700, odontología (56.603), Matronas (49.557) y trabajadores sociales (19.307)

Por lo que respecta a las labores del 061, se contabilizaron 96.696 llamadas, un 22,6 por ciento más que en 2001, la mayor parte de ellas, más de 54.000 fueron de carácter asistencial, y las cerca de 49.000 restantes implicaron movilización de recursos. Igualmente, se incrementó en un 5 por ciento el número de recetas farmacéuticas emitidas, que fueron más de 8,24 millones, y en un 24 por ciento la vacunación antigripal, con la que se aplicaron más de 92.000 vacunas

En Atención Especializada se experimentó un incremento del 8 por ciento en las consultas de alta resolución, que alcanzaron las 15.912, y los ingresos hospitalarios superaron los 46.300, registrando un incremento del 3 por ciento, con respecto a 2001, y situándose la estancia media en 8,34 días.

Del mismo modo, el número de urgencias atendidas en Valdecilla, Sierrallana y Laredo fue superior a 266.000 y en algo más de 30.000 de los casos fue necesaria la hospitalización. En cuanto a los partos contabilizados en 2002, fueron 3.615, de los que un 20,30 por ciento (734) necesitaron cesárea.

Otro de los aspectos que se potenció en el pasado año fue el de alternativas a la hospitalización. Así, dentro de la hospitalización domiciliaria se atendió a más de 1.260 enfermos (un 28 por ciento más que en 2001); la unidad de cuidados paliativos recibió 294 ingresos (11 por ciento más que en el año anterior); y en el hospital de día se trató a más de 28.700 personas. Con respecto a las intervenciones quirúrgicas, las programadas con hospitalización ascendieron a 12.684, cerca de 5.000 fueron urgentes también con hospitalziación, y las de carácter ambulatorio alcanzaron las 9.715 en el caso de las programadas y 778 en el de las urgentes.

También las pruebas diagnósticas registraron un aumento de actividad, ya que se ejecutaron más de 10.300 resonancias magnéticas (un 14,6 por ciento más que en 2001); se realizaron más de 23.000 TAC’s (un 9,3 por ciento más); más de 15.600 mamografías y cerca de 41.000 ecografías.

Listas de espera

La lista de espera en consultas hospitalarias era de 17.809 personas a 31 de diciembre de 2002, de las cuales, sólo 276 permanecían en la lista por un período superior a 60 días (un 50 por ciento menos que en 2001). En el caso de las intervenciones quirúrgicas, 7.240 personas esperaban una intervención a 31 de diciembre y ninguna de ellas con demora que superase los seis meses. Precisamente, en estos momentos se tiene prácticamente concluida la redacción del decreto de demoras máximas, que está pendiente del informe de los servicios jurídicos, según precisó Alburquerque, y de su paso posterior por el Consejo de Gobierno.

Gestión económica del SCS

Por lo que respecta a los gastos del SCS en 2002 ascendió a 465 millones de euros, un 8,9 por ciento más que en 2001, y supuso un coste cercano a los 890 euros por tarjeta sanitaria. Actualmente en la región hay emitidas 523.079 tarjetas. La mayor partida económica fue a parar a los gastos de personal (211 millones), mientras que a inversiones reales se destinaron cerca de 50 millones de euros (un 50 por ciento más que en 2001). Por centros de gestión, la mayor parte del gasto (un 43,29 por ciento del presupuesto total) se concetró en Valdecilla, con más de 201 millones de euros, seguido por la Dirección de Gerencia del SCS (149,2 millones), Sierrallana (35,8), el hospital de Laredo (20,5) y las gerencias de Atención Primaria de Santander-Laredo (35,5), Torrelavega-Reinosa (17,3) y del 061 (5,1 millones de euros). Por otra parte, Alburquerque ha destacado que de cara al 2003 los objetivos del SCS girarán en torno a la "calidad" y la"satisfacción" de los usuarios, que se evaluará, además, mediante la realización de una encuesta.