Redacción, Madrid.- Los médicos internistas aseguran haber reforzado sus servicios para poder atender correctamente a los pacientes que han requerido ingreso por esta causa, dada la epidemia de gripe que ha afectado a la mayoría de Comunidades Autónomas en las últimas semanas.

En concreto, se ha producido un aumento de los ingresos en las Áreas de hospitalización de Medicina Interna de entre el 30-40 por ciento como consecuencia de la alta incidencia de afectados por este proceso vírico, tal como ha apuntado el doctor Regino Serrano Heranz, coordinador del Grupo de Trabajo en Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y médico adjunto del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Getafe, Madrid.

Este médico destaca el esfuerzo realizado por los internistas, así como por los médicos de los servicios de Urgencias, Geriatría, Neumología y Atención Primaria, para hacer frente al elevado número de pacientes que demandan asistencia en estos últimos días. "En concreto, entre el 80 y el 90 por ciento de los ingresos hospitalarios a causa de la gripe son asumidos por los Servicios de Medicina Interna", tal como apunta.

"Es importante señalar que la inmensa mayoría de pacientes atendidos son personas de edad avanzada con múltiples enfermedades asociadas como la diabetes, hipertensión, insuficiencia cardiaca, patología pulmonar crónica o cerebrovascular y que pueden descompensarse por la gripe, por lo que requieren una mayor atención", según el doctor Serrano. "En estos pacientes el tiempo medio de ingreso hospitalario a causa de la gripe es de al menos una semana", añade.

Como se recuerda desde la SEMI, el actual paciente hospitalario español se caracteriza cada vez más -dado el progresivo envejecimiento de la población- por una mayor pluripatología, cronicidad, necesidad de continuidad de tratamientos y, en definitiva, mayor demanda asistencial.

Por ello, y en opinión de esta entidad científica, "tanto la evolución previsible de la epidemiología como de la demanda asistencial de los próximos años, confieren una mayor importancia del internista, puesto que su función de médico generalista hospitalario proporciona una mejor calidad en la asistencia al paciente, mayor eficiencia en urgencias, ahorro en costes por disminución de días / hospitalización. evita solapamientos y repeticiones de procesos y disminuye las complicaciones y reingresos".

En la actualidad, y según datos aportados por la SEMI, más de 5.000 internistas en activo y 1.230 residentes en formación atienden a la mayor parte de los pacientes en su ingreso hospitalario en nuestro país.