La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha definido “las decisiones más inmediatas” que deben tomar los poderes públicos para afrontar la etapa postcovid. Las propuestas han sido expuestas en la ‘Comisión no permanente para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados’ por Josefa Cantero, presidenta de SESPAS y profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Las principales medidas solicitadas desde SESPAS son:

  1. Establecer una reserva estratégica de material sanitario (medicamentos, productos sanitarios básicos, etc.).
  2. Reforzar el papel de la Atención Primaria y Comunitaria.
  3. Planificación de las plantillas de personal.
  4. Planes estratégicos de gestión del personal.
  5. Fomentar las labores informativas y pedagógicas hacia la población.


Disfunciones ya existentes

En su intervención, Josefa Cantero ha comentado que la pandemia “ha venido a agudizar algunos problemas y disfunciones que ya existían en el Sistema Nacional de Salud”. “Tenemos un amplio margen de recorrido de reformas que no son muy costosas, pero que permitirían fortalecer sensiblemente nuestro sistema público. Debemos hacerlo más sostenible a través del reforzamiento y la promoción de la salud pública. Podemos decir que disponemos ya de un adecuado marco normativo, especialmente en salud pública, que posiblemente solo requeriría de pequeños ajustes”.

La presidenta de SESPAS ha hecho hincapié en la necesidad de “voluntad política para implementarlo y cumplirlo y, sobre todo, grandes dosis de lealtad institucional por parte de las Administraciones públicas para actuar de forma coordinada y cohesionada”. En su opinión, “algunas disfunciones del modelo actual se han debido a la falta de recursos económicos y de inversión en salud, pero también a la falta de iniciativa de los Gobiernos y a la inactividad de la Administración”.

Personal sanitario

Respecto a las plantillas de personal sanitario, desde SESPAS se ha planteado la trascendencia de “dotar adecuadamente y con mayor número de efectivos todas las estructuras relacionadas con la salud pública”. Disponer de los adecuados servicios asistenciales y no asistenciales “permitirá responder con prontitud ante nuevos riesgos”.

“El problema es que estas políticas de personal no se pueden improvisar, requieren planificación”, ha dicho Josefa Cantero. “Algunas comunidades autónomas están recurriendo a externalizar estos servicios mediante la contratación con empresas privadas”, ha criticado la presidenta de SESPAS. “Lo correcto sería hacerlo desde la Atención Primaria y Comunitaria, fundamentalmente a través de las enfermeras, que es el personal que reúne las competencias, conocimientos y capacidades para ello y que, además, dispone de un régimen jurídico que garantiza su reserva ante los datos de salud”.

Josefa Cantero y Patxi López, presidente de la Comisión.

Lecciones aprendidas

Finalmente, Josefa Cantero ha apuntado algunas “lecciones aprendidas” durante estos meses de crisis sanitaria. En primer lugar, ha destacado la “necesidad de contar con un Sistema de Vigilancia en Salud Pública robusto, que aporte alta capacidad de alerta y respuesta ante cualquier emergencia”. También ha alentado a las administraciones sanitarias a “desarrollar las previsiones y los diseños organizativos previstos en la Ley General de Salud Pública de 2011”. Asimismo, ha pedido la creación de la Red de Vigilancia en salud pública, prevista en la Ley, pero que no ha llegado a desarrollarse.

“La crisis sanitaria nos da también una buena oportunidad para clarificar el papel del Ministerio de Sanidad en un sistema sanitario políticamente descentralizado, así como el del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud”, ha dicho la presidenta de SESPAS.