La alarma que genera tan solo el constatar las inquietudes en las que navega la medicina de familia es menos angustiosa si se enuncia en condicional, pero son muchos los profesionales que ya lo dicen sin ese condicional, porque para bastantes profesionales de la Sanidad, la Medicina de Familia ya se está hundiendo.

Así lo pusieron de manifiesto los participantes de la mesa de debate profesional celebrada en el marco del XXVIII Congreso de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG) de Bilbao, donde se abordó la Medicina de Familia desde la perspectiva de los datos, de los estudiantes, de los residentes y desde la óptica del médico en la trinchera.

Luciana Nechifor, estudiante de 5º curso de Medicina en la Universidad  Rey Juan Carlos de Madrid y representante del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), abogó por una mayor formación “y conocimiento de la Medicina de Familia y comunitaria entre los estudiantes”.

Luciana Nechifor estudiante de 5 de medicina

Luciana Nechifor, estudiante de 5º curso de Medicina.

“La AP está prácticamente ausente de las facultades de medicina. Si se conociera más esta especialidad no se quedarían 200 plazas MIR sin cubrir como ha sucedido”, subrayó Nechifor, al tiempo que consideró necesaria “hacer una estimación de los presupuestos que necesitaría la AP para salir de la situación de crisis actual”.

La representante del CEEM  apostó porque la AP sea una asignatura troncal en la carrera y “que desde los centros de salud haya más iniciativas del TFG”. “Actualmente, se lamentó, la asignatura de AP en la facultad es una ‘maría’”.

Sin relevo

Higinio Tirado Flores, presidente SEMG Andalucía, también se refirió a la falta de interés de los estudiantes de medicina a la hora de elegir la AP como especialidad. “Hay un riesgo de que no haya relevo generacional de médicos de Primaria”, alertó.

La AP no resulta atractiva porque los propios estudiantes consideran que en este nivel asistencial tendrán menos estatus social que en otros especialistas. “Además creen que la AP es aburrida, menos desafiante intelectualmente y que tendrán menos tiempo para atender a los pacientes”, explicó Tirado Flores.

La opinión que tienen los estudiantes sobre la AP es muy negativa. “Un porcentaje muy elevado piensa que no saben y que todo lo derivan a los hospitales y no creen que la AP es una especialidad”, añadió

Tirado Flores expuso los datos de la AP en el Congreso de la SEMG

Higinio Tirado Flores, presidente SEMG Andalucía.

Estos datos tan desalentadores se desprenden de una encuesta realizada entre los estudiantes. “Por eso tenemos que entrar en las facultades y explicarles de primera mano en que consiste nuestra especialidad”, explicó.

Beatriz Torres Blanco, vocal de los residentes en la SEMG, sostuvo en plena coincidencia con el resto de los participantes de la mesa que el recambio generacional de médicos será insuficiente.

Tutorías

“Más del 60% de los médicos de Familia y Comunitaria tienen más de 50 años y más del 15% más de 65 años. Esto hará que el ratio pacientes/médico se incrementará inexorablemente”.

Se refirió también a la situación de los tutores de los residentes que deben de sacar tiempo de su espacio personal para la docencia. “No se les reconoce su papel clave; no se valora la docencia que realizan”, indicó Torres Blanco.

En su opinión, hay que aumentar los números clausus y también las plazas MIR para la AP. “Hay que dotarla de prestigio laboral y equipararla al resto de los profesionales de los hospitales”.

Sin embargo, añadió Torres Blanco, “si no mejoramos las condiciones laborales por mucho que aumentemos las plazas y salgan más médicos de las Universidades, la AP seguirá sin ser atractiva”.

Para ello, “hay que conseguir estabilidad laboral, porque el tipo de contratos que se realizan entre los médicos de AP son desalentadores; si esto no se soluciona no habrá solución para la AP, los residentes se marcharán a trabajar al extranjero”, sentenció.

Desilusión

Asunción Gracia Aznar, vocal junta directiva de la SEMG, habló desde la perspectiva del médico en la trinchera. Entre las virtudes destacó la cercanía al paciente y a la familia, “porque somos la única especialidad integral; la mejor de la medicina”, sostuvo.

Beatriz Torres Blanco, vocal de los residentes en la SEMG

Asunción Gracia Aznar, vocal junta directiva de la SEMG

Sin embargo, la desilusión se está apoderando entre los especialistas de AP, “porque la Medicina de Familia se hunde y nosotros con ella”, advirtió. “No tenemos peso en la Universidad y no se quiere aquello que no se conoce”.

El panorama que dibujó fue desalentador. “El Ministerio está cubriendo las plazas vacantes con médicos extracomunitarios, que acabarán por irse de España tras su formación”.

Gracia Aznar hizo especial hincapié al señalar que hay que invertir en la medicina rural, “porque va camino de desaparecer”. Remarcó la falta de reconocimiento de la Primaria por parte de la población “y por muchos de nuestros compañeros; el’ hospitalcentrismo’ está asentado entre nosotros. Se nos cae la baba con las tecnologías, mientras la AP carece de ellas”, reconoció.

La especialista avisó sobre las desigualdades salariales entre las Comunidades Autónomas. “Las más ricas tendrán más posibilidades de disponer de médicos de AP; conseguir ‘atarlos’ con mejores condiciones económicas”, subrayó.

La AP ya estaba tocada antes de la pandemia, pero después ha saltado el estado de alarma. “No hemos sabido vender lo que hemos hecho durante la crisis sanitaria”, reconoció esta médico, en plena sintonía con los participantes de la mesa.

La administración sanitaria y los medios de comunicación, a su juicio, tampoco pusieron en valor el papel jugado por la AP en la pandemia. “cuando fuimos los que atendimos a más de dos millones de personas diagnosticadas de covid”.

mesa profesional de AP en el Congreso de la SEMG

Los ponentes de la mesa de las perspectivas profesionales de AP.

Agendas ilimitadas

Desde distintas ópticas, los cuatro ponentes, apuntaron que “no pueden consentir que las agendas de los médicos de AP sean ilimitadas; en otras especialidades esto no sucede, pero nosotros no hacemos nada; seguimos soportando cada vez una mayor carga asistencial”.

En la mesa de debate profesional  se dejó claro que hay que cambiar el actual modelo asistencial, así como dimensionar las plantillas de AP y reorganizar el mapa sanitario. Todo ello acompañado por un incremento significativo en los presupuestos para la primaria, así como mejorar los puestos de difícil cobertura”.

“Todo esto lo tendremos que hacer entre los propios médicos, porque las administraciones no están haciendo nada por la AP. Los colegios de médicos, los sindicatos, las sociedades científicas tenemos que unirnos para defender la profesión. Hay que conseguir un pacto por la Sanidad”, sentenció Gracia Aznar.