MADRID (EUROPA PRESS)

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha advertido de que pese a los notables progresos en la lucha global contra la pandemia del VIH/Sida, la enfermedad sigue siendo la principal causa de muerte entre los adolescentes en África y la segunda a nivel mundial.

En un comunicado con motivo de la 21 Conferencia Internacional sobre el Sida que se celebra esta semana en Durban, UNICEF ha resaltado que desde 2000, las acciones para prevenir la transmisión de madre a hijo (PTMI) en países con alta prevalencia de VIH/Sida han disminuido la tasa de transmisión en aproximadamente un 70 por ciento en todo el mundo.

Esto incluye, ha explicado la agencia de la ONU, a África Subsahariana, la región con mayor carga de infecciones y muertes por VIH/Sida. En los últimos 15 años, los programas de PTMI han evitado 1,6 millones de nuevos casos de infección de VIH en niños en todo el mundo, mientras que la provisión de tratamientos antirretrovirales ha salvado a 8,8 millones de personas de todas las edades, ha resaltado.

“Después de todas las vidas salvadas y mejoradas gracias a la prevención, el tratamiento y el cuidado; después de todas las batallas ganadas contra el prejuicio y la ignorancia sobre esta enfermedad; después de todos los maravillosos logros alcanzados, el Sida sigue siendo la segunda causa de mortalidad a nivel mundial en personas de entre 10 y 19 años, y la primera en África”, ha resaltado el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

Así, según la agencia de la ONU, el número de muertes relacionadas con el Sida entre adolescentes de 15 a 19 años se ha más que duplicado desde el año 2000 y en 2015 hubo una media de 29 nuevas infecciones por hora a nivel mundial entre los que se encuentran en este grupo de edad.