El Sindicato Médico de Extremadura (Simex) ha  realizado declaraciones para aclarar que “no se deben confundir las subidas salariales lineales para todas las categorías, de un uno por ciento, para ajustar los sueldos al IPC, aplicadas en 2016 y 2017, con la recuperación de los importantes descuentos porcentuales que los médicos han soportado durante todos estos años desde el inicio de la crisis”.

Ante estos datos han querido recordar que los médicos han sufrido un recorte en sus ingresos de más del 40 por ciento, al haber sufrido una reducción de su remuneración de en unos 12.000 euros anuales de media, con respecto a 2010. Asimismo, a esta cifra matizaban que hay que tener en cuenta que los recortes impuestos desde el Gobierno central en 2010, se suman “los realizados por las autoridades autonómicas”. Estas fueron unas “mermas salariales importantes que no fueron impuestas linealmente”, ha asegurado el sindicato, sino que “se aplicaron porcentualmente, soportando el colectivo médico la aplicación del mayor porcentaje”. Todo ello se traduce, según Simex,  en que los médicos sean el colectivo sanitario que ha soportado “el mayor peso de la crisis”.

Campaña de recuperación de derechos

De esta forma, la posición de Simex es que la justa recuperación de estos derechos, no puede hacerse de manera lineal, ya que el recorte de los mismos no lo fue, argumentando que “el impacto de la crisis no ha sido igual para todos, por lo que la recuperación de los derechos hurtados debe ser acorde y proporcional a la merma sufrida”.

Con este objetivo, Simex iniciará una campaña de recuperación de derechos, con la participación el próximo 21 de marzo en una manifestación convocada a nivel nacional ante el Ministerio de Sanidad, para posteriormente llevar a cabo otras concentraciones en todas las áreas de salud y hospitales de la comunidad autónoma de Extremadura.

En la misma, el sindicato exige la recuperación de todas las “cantidades perdidas” por los médicos como son la carrera profesional, las pagas extraordinarias y el resto de retribuciones, así como la recuperación de las 35 horas efectivas comenzando las guardias a las 15 horas.