Los pacientes a los que se les tiene que administrar combinaciones fijas de estatinas son los que necesitan conseguir el objetivo terapéutico requerido en cuanto a cifras de c-LDL, tanto en prevención primaria como en prevención secundaria.

Con una sola toma al día de la combinación, se consigue bajar las cifras de c-LDL de una manera rápida, eficaz y segura. La tolerancia también está asegurada.

Además, con las combinaciones se favorece la reducción de costes de la terapia farmacológica.

Hay que recordar que los pacientes con hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2 y dislipemias se benefician de las combinaciones de dosis fijas de estatinas frente a las dosis altas de un mismo tratamiento, gracias a las sinergias que se establecen en estas combinaciones, que mejoran la eficacia, la seguridad y la tolerancia.

Las combinaciones fijas favorecen el cumplimiento terapéutico porque es más cómodo para el paciente tomar menos pastillas y por el precio.

Hay que tener en cuenta que los pacientes no adherentes o con poca adherencia al tratamiento necesitan comodidad y mejora en la administración de los fármacos. Suelen ser pacientes mayores y polimedicados. Para que la terapia farmacológica sea fácil de recordar, es necesario reducir el número de comprimidos. Por eso las combinaciones de estatinas cumplen este propósito.

Menos costes

En cuanto a la reducción de los costes, hay que recordar que el precio de la combinación estatina más ezetimiba es inferior al precio de una estatina y una ezetimiba por separado. Al tratarse de un tratamiento crónico, abaratar el coste influye positivamente en la adecuada adherencia del paciente.

El principal beneficio es la mayor eficacia de estas combinaciones frente a doblar dosis de estatinas sin combinar con, por ejemplo, ezetimiba.

Duplicando dosis de estatinas se consigue tan solo un 6% de bajada de c-LDL frente al 18% que se consigue combinando rosuvastatina con ezetimiba.

La tendencia es conseguir objetivos c-LDL más bajos y de forma más rápida para evitar posibles riesgos cardiovasculares. Y con estas combinaciones este objetivo se consigue.

Pauta a seguir

La pauta de combinaciones fijas favorece la toma de los medicamentos a la misma hora sin olvidar ninguno de los fármacos y manteniendo niveles estables en sangre. De esta forma, se consigue una mejor consecución de objetivos.

Es primordial simplificar el tratamiento, motivar al paciente porque tiene que comprender la importancia de la prescripción, explicarle el riesgo cardiovascular que tiene, que entienda que valores altos de colesterol en sangre implica que pueda padecer en los próximos años un evento cardiovascular, como una angina, infarto o un ictus, y es necesario prevenirlo.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Atención Primaria José Félix Zuazagoitia Nubla, Epifanio Álvaro Grande, Miren Itxaso Orue Rivero, Susana Arenal Fernández y Natividad De Soto Gorroño, Benjamín de León Gómez, Jesús Fernández Villar y Carlos Vázquez Rojo; los médicos de Familia Blanca Delia de Román Martínez, Javier Carrillo Santos y José Antonio Bartolomé Andrés, del Centro de Salud Los Cubos; Yolanda Larumbe Sola, Yovanni Martínez Andujar y Consuelo Fernández Martínez, del Centro de Salud José Luis Santamaría, de Burgos, y Ana Delgado Aparicio, Pilar Sanmartín Ibáñez y Lourdes Gómez Fernández, del Centro de Salud de Briviesca.