Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) de Medio Camino realizada en el año 2016, demostró que la prevalencia en sobrepeso y obesidad abdominal de las mujeres adolescentes y adultas se encuentra en un 87.7 por ciento, mientras que la de los varones de la misma edad se encuentra en 65.4 por ciento.

Ante esta alta prevalencia en la obesidad femenina, la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), en conjunto con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), realizó el Simposio extramuros: “Obesidad en la mujer: Retos de la salud a lo largo del ciclo de la vida”, que se llevó a cabo el pasado 15 de mayo en las instalaciones del INSP en Cuernavaca, Morelos.

De acuerdo con el Dr. Simón Barquera Cervera, coordinador del Simposio “La obesidad es la epidemia del Siglo XXI, su tratamiento y sobre todo su prevención no puede hacerse sin una perspectiva de género que se desarrolle a lo largo del ciclo de la vida de las mujeres”. Explicó que las condiciones sociales, el impulso de la industria alimentaria por facilitar la vida de las familias a través de productos poco nutritivos y los procesos biológicos naturales que vivimos son los determinantes para crear ambientes o entornos que pueden contribuir al desarrollo de sobrepeso y obesidad.

Un tema de gran importancia no solo para prevenir la obesidad, sino para la salud y el desarrollo del país es la lactancia materna, uno de los pilares para mejorar la nutrición de niños y niñas; ¿cuáles son los riesgos de obesidad en mujeres que no lactan? Se ha encontrado una disminución en las cifras de lactancia materna en el país, lo que significa que es importante continuar promoviéndola desde el inicio de la vida, dijo la Dra. Sonia Hernández.

Por su parte, la Dra. Anabelle Bonvecchio, encargada de presentar la ponencia “Intervenciones para promover estilos de vida saludables en la mujer”, comentó que es importante diseñar, implementar y evaluar intervenciones integrales que respondan al ambiente obesogénico de México, basadas en teorías de cambio y las necesidades de la población objetivo. Es importante que las personas que toman las decisiones estén concientizadas sobre la necesidad de reevaluar e, inclusive, rediseñar políticas de nutrición con enfoque de género, seguido de argumentos científicos y libres de conflicto de intereses para hacer posible la prevención de la obesidad en mujeres de todas las edades.  Además, es importante involucrar a las familias para lograr una nutrición compartida y equilibrada, y que abarque a las poblaciones más vulnerables.

Otras expertas que participaron en el foro fueron la Dra. Otilia Perichart, quien habló sobre la relación entre “Menopausia y obesidad” y la importancia de establecer conductas alimentarias aunadas a un cambio en el estilo de vida, como resultados de un estudio efectuado en esta población; la Dra. Martha Ontiveros, quien se encargó de presentar el tema “Depresión y riesgos de la obesidad en la mujer”, indicó que el manejo farmacológico es una parte del tratamiento integral en la comorbilidad Depresión/ Obesidad; la personalización del tratamiento es muy importante para el manejo de estas enfermedades.

Laboratorios IfaCeltics, la empresa farmacéutica 100% mexicana con mayor trayectoria en el tratamiento ético de la obesidad, considera que la problemática de esta enfermedad requiere de una respuesta integral como la propuesta por los expertos participantes y de acuerdo con posturas internacionales, por lo que apoya esta iniciativa y refrenda su compromiso para “Tratar la Obesidad Seriamente”, además de entender la salud mental para lograr bienestar y una adecuada calidad de vida.