El Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, conocido como COVAX, un mecanismo propuesto por la alianza GAVI y la Organización Mundial de la Salud (OMS), como parte de su iniciativa de aceleración de vacunas y tratamientos contra el nuevo coronavirus, ha informado de que espera que a finales de febrero se empiecen a enviar alrededor de 90 millones de vacunas a África, lo que supondrá la mayor campaña de vacunación de la historia del continente.

“África ha visto a otras regiones iniciar campañas de vacunación contra COVID-19 durante demasiado tiempo. Esta implementación planificada es un primer paso fundamental para garantizar que el continente tenga un acceso equitativo a las vacunas. Sabemos que nadie estará a salvo hasta que todos estén a salvo”, ha dicho el director Regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

En medio de la creciente demanda de vacunas COVID-19, los envíos finales se basarán en las capacidades de producción de los fabricantes de vacunas y la preparación de los países. En este sentido, la OMS ha recordado que los países receptores deben presentar planes nacionales de implementación y vacunación para recibir vacunas del fondo COVAX.

Además, se han asignado alrededor de 320.000 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech a cuatro países africanos: Cabo Verde, Ruanda, Sudáfrica y Túnez. Esta vacuna ha sido incluida en la ‘Lista de uso de emergencia de la OMS’, pero requiere que los países puedan almacenar y distribuir dosis a menos 70 grados.

Para acceder a un volumen inicial limitado de la vacuna Pfizer, se invitó a los países a presentar propuestas. Trece países africanos presentaron propuestas, las cuales fueron evaluadas por un comité de múltiples agencias basándose en las tasas de mortalidad actuales, los nuevos casos y tendencias, y la capacidad para manejar las necesidades de la cadena de ultra frío de la vacuna.

“Este anuncio permite a los países afinar su planificación para las campañas de vacunación contra COVID-19. Instamos a las naciones africanas a aumentar la preparación y finalizar sus planes nacionales de despliegue de vacunas. Es necesario implementar procesos regulatorios, sistemas de cadena de frío y planes de distribución para garantizar que las vacunas se envíen de forma segura desde los puertos de entrada hasta la entrega. No podemos permitirnos desperdiciar una sola dosis”, ha señalado Moeti.

La fase inicial de 90 millones de dosis ayudará a los países a inmunizar al 3 por ciento de la población africana más necesitada de protección, incluidos los trabajadores de la salud y otros grupos vulnerables en el primer semestre de 2021. A medida que aumenta la capacidad de producción y se dispone de más vacunas, el objetivo es vacunar al menos al 20 por ciento de los africanos proporcionando hasta 600 millones de dosis para fines de 2021.

Para complementar los esfuerzos de COVAX, la Unión Africana ha asegurado 670 millones de dosis de vacunas para el continente que se distribuirán en 2021 y 2022 a medida que los países obtengan una financiación adecuada.