“Sin transformación digital en el SNS no habrá una verdadera Medicina Personalizada de Precisión”, concluyeron los expertos participantes en la rueda de prensa online organizada por la Fundación Instituto Roche.

En el encuentro con medios, Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, presentó, acompañado por expertos que han participado en el mismo el documento  con 50 recomendaciones en 5 áreas clave de utilidad para la transformación digital de nuestro sistema, realizado por un grupo multidisciplinar de expertos.

Federico Plaza sostuvoque los los fondos europeos serán claves para digitalizar el SNS. España se encuentra en una buena pista de salida; no puede desaprovechar esta oportunidad”, sentenció.

El  documento es sencillo y pedagógico; está realizado antes de la pandemia y fue promovido por expertos con el fin de que sirviera de guía para los gestores y políticos en su toma de decisiones”, explicó.

Federico Plaza reconoció que la transformación digital conlleva un cambio de cultura hacia un proceso basado en la generación del conocimiento y la evaluación de resultados para ofrecer “a los pacientes una atención personalizada, centrada en ellos”.

Federico Plaza

Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche.

En este sentido, incidió en que “la medicina personalizada nos permite no dar palos de ciego, pero para ello hay que abordarla en el proceso que arranque”.

“Esto es posible con un diagnóstico molecular certero, con unas herramientas técnicas de las que ya disponemos, pero deben de estar vinculados con una transformación digital que nos llevará de pleno a la medicina de personalizada de precisión”.

Presupuesto

En su opinión, la transformación digital es uno de los mayores retos a los que se enfrenta el SNS  “si queremos aplicar una medicina adaptada a cada paciente. Para ello, se precisará de mejoras y soluciones encaminadas a garantizar la buena gestión de datos”.

Pero no solo esto, se necesitará también, según Plaza, de la adquisición de capacidades digitales adecuadas, sistemas de información interconectados e interoperables, “además de contar con una financiación sostenida en el tiempo”, añadió.

Adrián Llerena, presidente de la Sociedad Española de Farmacogenética y Farmacogenómica (SEFF), se refirió también a que nos encontramos ante una revolución del sistema sanitario. “Hay que utilizar la ingente información de que disponemos en el SNS para incorporarlas a las decisiones clínicas”.

Datos para el conocimiento

Este catedrático de Farmacología sostuvo que uno de los problemas actuales en el sistema sanitario es la separación entre el mundo asistencial y el de la investigación. “Hace falta que se coordinen para que aterricen en los problemas de los pacientes”.

En el mismo sentido que Federico Plaza, subrayó que actualmente los sanitarios disponen de más información de la que son capaces de digerir e utilizar como clínicos.

Adrian Llenera en su intervención en la rp Roche

Adrián Llerena, presidente de SEFF.

Por eso, recalcó, que la transformación digital es clave para darle al profesional sanitario las herramientas que le “permitan manejar información compleja y poder de este modo optimizar los tratamientos“.

El director científico del Proyecto de Implementación de la Medicina del Servicio Extremeño de Salud abogó por incrementar las capacidades digitales de todos los profesionales, así como de conseguir una mayor interoperabilidad entre los 17 sistemas de Salud.

“Porque los sistemas de información son el eje de los sistemas. Hay que dotar a los centros de las infraestructuras necesarias para analizar los datos y compartirlos a tiempo real para una toma de decisiones más certera”.

“La falta de herramientas digitales hace que el conocimiento, la investigación, no llegue a la  práctica clínica y el profesional ocupe un lugar pasivo. La única forma de que esto varíe es dotarle de herramientas que le permita acceder a la toma de decisiones”.

Generar estructuras

Joaquín Dopazo, director del Área de Bioinformática de la Fundación Progreso y Salud de Andalucía, repasó el panorama internacional en este tema y reconoció que para la transformación digital del SNS se “precisa de la participación de todos los agentes de Salud”.

“Este tema es una inquietud para todos los países, Alemania, Dinamarca, Estonia, Francia…, que ya han publicado informes sobre la necesidad de trabajar en la digitalización sanitaria”, explicó

Se refirió a la estrategia de Salud Pública puesta en marcha por el Ministerio de Salud que se lleva a cabo con las Comunidades Autónomas, “porque es imprescindible contar con ellas para que funcione bien”.

Dopazo en la rp de Roche

Joaquín Dopazo, de la Fundación Progreso y Salud de Andalucía.

Brecha digital

En su opinión, la iniciativa internacional más aplicable a España es el proyecto Genome England (Reino Unido).

Se trataría de generar una estructura dependiente del Ministerio que se pudiera utilizar desde cualquiera de los otros 17 sistemas de Salud y que favoreciese el uso de los datos genómicos y clínicos asociados a la práctica clínica.

En este sentido, el Plan de Medicina Personalizada nacional, cuya primera parte es el proyecto IMPaCT, busca algo similar.

Sobre la inversión, este experto recalcó la necesidad de recortar las diferencias de España con otros países y hacer entender al Estado que los presupuestos dedicados a I+D son una inversión rentable a medio-largo plazo.

Liderazgo

Pablo Serrano, director de Planificación del Hospital 12 de octubre.

Al igual que Federico Plaza, explicó que los fondos europeos de Recuperación pueden ser una excelente oportunidad para financiar estos proyectos en Sanidad”.

Pablo Serrano, director de Planificación del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), consideró que para llevar a cabo la transformación digital es preciso una importante dosis de co-gobernanza y liderazgo. “Esto debe ir acompañado de financiación”.

Como el resto de los ponentes, apostó por impulsar los datos de salud para generar conocimiento. “La transformación digital del SNS debe contribuir a su sostenibilidad, facilitar la incorporación de la ciudadanía y pacientes, así como garantizar la equidad”.

Formación digital

El pte. de la SEOM en la rp de Roche

Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM

Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), desarrolló la parte del documento referida a la formación. “Tanto los profesionales sanitarios como gestores y actores implicados en el SNS tienen que tener los conocimientos adecuados”.

Por ello, abogó por incorporar a la Estrategia de Salud Digital dentro de la Formación Sanitaria Especializada o formación específica de posgrado en Medicina Personalizada de Precisión y Transformación Digital a través de distintos agentes.

Para Rodríguez-Lescure, es importante reforzar todas las estructuras sanitarias “que nos permitan compartir información y datos; hay que acabar con el divorcio entre la asistencia y la investigación; hay que reforzar la historia clínica. Sin ella no se puede hablar de transformación digital”, comentó.

El presidente de la SEOM destacó la necesidad de incorporar nuevas competencias transversales dentro de la formación de grado de Medicina y Enfermería sobre genética, consejo genético y ciencia de datos, así como un módulo trasversal para Medicina Personalizada de Precisión y Salud Digital.

“Sería dentro de la Formación Sanitaria Especializada o formación específica de posgrado en Medicina Personalizada de Precisión y Transformación digital a través de distintos agentes”, expuso Rodríguez-Lescure.

Entre otras recomendaciones de los expertos elaboradores del informe, se encuentran entre otros la importancia de crear una Agencia de Salud Pública, la realización de estudios para comprender mejor las necesidades de los pacientes y sus familias.

consuelo De Dios en la rp de Roche

Consuelo Martín de Dios, de la Fundación Instituto Roche.

Innovación tecnológica

En plena sintonía  con el resto de los ponentes, Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, concluyó que el documento pone de manifiesto la necesidad de impulsar la innovación tecnológica, al tiempo que contar con una infraestructura digital conectada, con una adecuada gobernanza y regulación.

“De este modo, se garantizará la implementación efectiva de la Salud Digital bajo los valores de la bioética. La transformación digital del sistema es una condición sin la que no se puede llevar a cabo una verdadera Medicina Personalizada de Precisión”, sentenció.