Aluden, por ejemplo, al fomento de prescripción de fármacos por principio activo, una medida que según la Consejería de Sanidad supondría un ahorro de 25 millones de euros, ante la que el sindicado asegura que “los médicos sabemos que con la misma formulación, medicamentos de distintos laboratorios o incluso del mismo, pero con diferente presentación (jarabe, pastilla, capsula, etc.), pueden ser efectivos en unos pacientes y en otros no. Por lo tanto, es esencial que los médicos, además de pasar a defendernos a nivel sindical, estemos dispuestos a defender a nuestros pacientes”.

 

Igualmente se preguntan si la implantación del programa de revisión de historiales fármacos-terapéuticos -que según la consejería supondría un ahorro de 10 millones de euros- se realizará por el médico de cabecera  o si tendrá en cuenta la Ley de Protección de Datos, concluyendo también en este caso que el fin de los médicos es garantizar la calidad de la atención y no arriesgarse a vulnerar los derechos que como ciudadanos puedan corresponder a los pacientes.

Otras medidas de ahorro previstas

Entre otras, el plan de ahorro de la Consejería pasa también por reducir el precio de la prórroga de conciertos sanitarios en vigor, lo que supondría un ahorro de 19,7 millones de euros. eliminar el servicio de atención al paciente en las puertas de urgencias de los hospitales de la Comunidad, estimando el ahorro en 1,5 millones de euros. e introducir un nuevo programa de racionalización de las prestaciones ortoprotésicas que supondría un ahorro de 12 millones de euros.