Los sindicatos CIG, CC.OO., UGT, CSIF y SATSE se han concentrado este martes frente a la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia en Santiago para reclamar a la Administración que abra negociaciones para, entre otros asuntos, implantar un plan de ordenación de recursos humanos en Atención Primaria que, en vista de las próximas jubilaciones, contemple más contrataciones y dé «estabilidad» al personal.

Esta protesta, en la que han participado en torno a un centenar de trabajadores y delegados sindicales con una gran pancarta que rezaba ‘Non máis recortes’, se ha celebrado a las 11,00 de la mañana, justo una hora antes de la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad que la Consellería convocó para las 12,00 del mediodía.

«Curiosamente, el día que hicimos la rueda de prensa (el pasado jueves) y anunciamos esta concentración para exigir el derecho a negociación, enviaron una convocatoria de Mesa Sectorial», ha apuntado la secretaria de CIG-Saúde, María Xosé Abuín.

No obstante, Abuín ha denunciado que el orden del día de esta reunión es «amplísimo», por lo que contará, previsiblemente, con el rechazo de las organizaciones.

De acuerdo con Abuín, «lo único» que contemplan los presupuestos es «la consolidación de plazas que ya están cubiertas con contratos temporales«, algo que los sindicatos ven «muy positivo» pero que «no aporta ninguna solución a la falta de personal en Atención Primaria».

Un plan a futuro

Por su parte, el secretario general de Sanidad en CC.OO. Galicia, Javier González, ha incidido en que «ya no hay posibilidad de esconder debajo de la alfombra la situación de la Atención Primaria«, porque sus problemas son padecidos «en primera persona» por los ciudadanos.

«No queremos ser meros espectadores y que se nos informe cada año de las novedades que va a haber, que básicamente es reponer parte del personal que se va jubilando. Lo que queremos es un plan a futuro que palíe la situación», ha agregado.

Desde UGT, su responsable sanitario en Galicia, Javier Martínez, ha lamentado que, si la situación en Atención Primaria «fue de mal en peor» en los últimos años, la pandemia no la mejoró: «Si nos hiciesen un test de estrés como en otras entidades, no lo hubiésemos superado».

«Las listas de espera son más grandes que nunca, la atención presencial está más baja de lo que nunca ha estado y el Sergas, aunque ofrece alguna solución y estabilidad (…) para poder paliar esta crisis, no es suficiente», ha resumido.

Centros de salud accesibles

A juicio de Martínez, los centros de salud deben ser «resolutivos» y «accesibles», así como estar «adaptados a esta pandemia y a las futuras». Para ello, aboga por dotar de «estabilidad» a los profesionales a través de condiciones de trabajo «dignas» para que «no se vayan».

En cuanto al sindicato SATSE, que representa a enfermeras, matronas y fisioterapeutas, entre otros colectivos, su secretaria general en Galicia, Malules Carbajo, ha puesto sobre la mesa que «evidentemente el Sergas tiene un problema» cuya solución es «aumentar el número de profesionales» que trabajan en la Primaria.

Así, ha explicado que, mientras en facultativos «no hay un repuesto efectivo porque no hay lista de contratación», lo que ocurre entre los enfermeros es que hay uno por «cada dos médicos». «Tiene que haber una paridad de uno a uno, y aun así nos parece que es exigua», ha puntualizado Carbajo.

Por parte de CSIF, Carlos Castro espera que en la Mesa Sectorial de este martes la Administración «se siente en serio a hablar» y «comunique una contratación de plantilla suficiente» que permita a los sindicatos «desconvocar las concentraciones».