El sindicato de Enfermería Satse ha propuesto a Pedro Sánchez, que reclame ante la Unión Europea y la Organización Mundial del Comercio (OMC) la liberalización de las patentes de las vacunas contra la Covid-19. El objetivo es posibilitar su acceso a los países con menos recursos económicos. No es la primera vez que realizan esta reclama. En una carta dirigida al presidente del Gobierno el pasado 19 de abril, el presidente de Satse, Manuel Cascos, ya le trasladó esta necesidad.

En concreto, consideran que España debe sumarse a la demanda realizada por expertos, políticos, organismos internacionales y otros países. Todos ellos piden  que las normas sobre la propiedad intelectual de las vacunas y otras medicaciones contra la Covid-19 no constituyan un freno a su uso en cualquier parte del mundo. Para ello, debe aprobarse una exención de emergencia con carácter temporal.

Liberalización de las patentes de las vacunas

De igual manera, la organización sindical se sumó hace semanas a la petición realizada al Consejo de Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) desde Global Nurses United (GNU). Esta es una federación internacional que une sindicatos de enfermeras y trabajadores de la salud de 29 naciones. Juntos apoyan el documento ‘Exención de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC para la prevención, contención y tratamiento del Covid-19’.

Al respecto, Satse subraya que la colaboración internacional y la inversión pública han contribuido de forma determinante en el coste del desarrollo de las vacunas. Es por ello que las compañías farmacéuticas no deberían imputarse a sí mismas todo el esfuerzo económico en su producción.

En cualquier caso, recuerdan que se trata de una emergencia de salud pública mundial. En esta situación, no deberían prevalecer los criterios que habitualmente operan en el ámbito farmacéutico en materia de patentes y caducidad o liberalización de las mismas.