E.P.-Los más de 150 expertos en Electromedicicina que participan en el IV Congreso Nacional de la Sociedad Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC) han puesto de manifiesto la necesidad de elaborar protocolos de gestión de los equipos electromédicos, con el objetivo fundamental de reducir los tiempos de espera.

Según declaraciones del presidente del comité organizador del encuentro y jefe del Servicio de Electromedicina del Hospital Juan Ramón Jiménez, José Sánchez, "se trata de reducir los tiempos de parada de los equipos para rentabilizar al máximo su funcionamiento".

En este sentido, Sánchez recordó que "generalmente este equipamiento es escaso en los centros hospitalarios y, por este motivo, debe reducirse los momentos en los que están sin funcionar". Igualmente, el responsable del centro hospitalario onubense señaló la importancia de "sensibilizar y colaborar con la Administración sanitaria hasta alcanzar un reglamento de incorporación de estas unidades a los hospitales".

Por ello, insistió en la necesidad de que se produzca un reconocimiento de estos profesionales y la implantación de la especialidad, aplicando las normas europeas existentes al respecto.

Implantación de la especialidad

En concreto, tal y como señaló Sánchez, algunas Universidades españolas ya están respondiendo a la demanda de formación en esta especialidad y ofertan ésta. Sin embargo, "aún faltan algunos años para su implantación definitiva".

Igualmente, el responsable del Congreso indicó que los ingenieros clínicos o expertos en Electromedicina son profesionales expertos en la gestión de equipos médicos, su uso en condiciones de seguridad y en la optimización de los recursos tecnológicos sanitarios. Además, en Europa y Estados Unidos se contempla esta figura como obligatoria dentro de los hospitales "y en España este camino está aún por recorrer, si bien en algunos centros hospitalarios están implantados".

De otro lado, Sánchez señaló que los controles de calidad en los equipos hospitalarios en contacto con los pacientes son fundamentales para mantener las condiciones óptimas de diagnóstico y terapia, estando regulada por reglamentación europea, fundamentalmente las normas de calidad ISO 9001:2000 y criterios de Calidad Total. Por su parte, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, contempla en su programa de acreditación de centros, la cumplimentación de estándares de calidad referidos a la gestión del equipamiento hospitalario.