E.P.-El presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, Ildefonso Hernández Aguado, ha demandado, recientemente, más "inversiones en personal y organización" en el área de Salud Pública en general y de forma concreta en el sistema de información epidemiológica, para hacer frente en el futuro con la anticipación suficiente a nuevos episodios de ola de calor.

En opinión de Hernández Aguado "sobre la ola de calor que ha azotado este verano a España ha podido manejarse información suficiente como para haber tomado alguna medida para cuantificar en la población sus efectos". Sin embargo, el hecho de que el golpe de calor no figure entre las enfermedades de declaración obligatoria y la inevitable demora en la recepción de datos procedentes de los certificados de defunción han complicado una respuesta ágil, según este experto.

A su juicio, los sistemas de vigilancia epidemiológica "deben ser dinámicos y adaptarse a nuevas situaciones", por lo que será preciso establecer un sistema adecuado de respuesta ante previsibles nuevos episodios de fuerte calor, "para conocer en detalle los grupos más vulnerables y poder tomar medidas asistenciales y de educación sanitaria eficaces".

El presidente de la Sociedad Española de Epidemiología declaró, además, que atender al aumento de defunciones sobre iguales períodos de años anteriores puede servir de aproximación al efecto en la mortalidad de las altas temperaturas. No obstante, precisó que desde el punto de vista epidemiológico es importante conocer qué casos de muerte se han producido de forma precipitada por una complicación de una enfermedad grave, y cuáles otras pueden ser imputables a descompensaciones fatales en el organismo por un golpe de calor.