E.P.- El presidente de la Sociedad Española de Hematología, Vicente Vicente, ha pedido al Ministerio de Sanidad "que no tome medidas precipitadas sin tener una base científica", respecto a los límites que la Organización Nacional de Salud (OMS) recomienda establecer a las donaciones de sangre de personas que hayan viajado a China, ante la posibilidad de que el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) pueda tranmitirse a través de esta vía.

El presidente de esta entidad científica cree, sin embargo, que una medida de este tipo tendrá un impacto "nulo" en la hemoterapia que se practica en España, dado que "el número de personas que han ido a China y que además sea donante es residual". En cualquier caso, Vicente advierte de que, en la actualidad, existen problemas a la hora de tipificar y caracterizar el virus, "por lo que tampoco se sabe absolutamente nada del mecanismo de transmisión". "Es como si dijéramos que el que tiene una gripe no puede donar sangre" ha comentado "Depende de las características del virus que, en este caso, no está caracterizado".

Para Vicente, cualquier cosa que se diga en este sentido "es pura especulación", teniendo en cuenta además que la repercusión sobre la donación de sangre en nuestro país es nula. "Otra cosa sería si se prohibiera donar al que viajara a Francia o Inglaterra", añade.Además, Vicente considera, en relación a la posible limitación de las donaciones, que este tipo de información "crea más ansiedad y problemas a la donación que favorecerla". "La gente tiende a pensar que donando sangre se contagia", destaca. A este respecto, recuerda que con la crisis de las vacas locas se tomaron una serie de decisiones que "hoy por hoy no se entienden como siguen en marcha", como es el hecho de limitar la donación a personas que residieron en Reino Unido durante el período de máxima incidencia de la enfermedad.

Vicente insiste en que, en la actualidad, con el asunto de la neumonía asiática,"están intentando llevar a cabo su caracterización a marchas forzadas". "Han visto que tiene una gran capacidad de transformarse, de ahí la dificultad de generar vacunas; pero no se sabe nada en cuanto a transmisión a través de fluídos orgánicos o sangre. Para eso hay que hacer estudios experimentales", concluye.