Redacción.- La Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC) estima fundamental que se realice un registro de los implantes de relleno tisular para sistematizar la recogida y el archivo de datos en relación con la utilización de dichos materiales: producto o asociación de productos, nombre comercial, cantidad implantada, ubicación regional e histológica, motivo, etc. Con ello, y dada la gran movilidad de la población – ya sea por cambio de residencia o de facultativo – se podrá realizar un mejor seguimiento, sobre todo si son precisos retoques o repasos, nuevos tratamientos, o en el caso de complicaciones tardías.

Como recuerdan desde esta Sociedad científica, a través de un comunicado, el pasado 20 de junio el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto con el que ha reclasificado los implantes mamarios en la clase de riesgo "III" (productos de riesgo más elevado). A esta división, o cuando menos a la "IIb", pertenecen los implantes de relleno tisular utilizados en Medicina y Cirugía Cosmética para corrección de arrugas, cicatrices o depresiones, así para el aumento o remodelación del contorno facial (pómulos, mentón, etc.), o para la perfilación del contorno de labios.

Desde la SEMCC señalan que, a principios de 1999, el Ministerio de Sanidad y Consumo validó una Ficha de Registro de Implantes Faciales creada por la propia SEMCC. En aquel momento, se instó a al citado Ministerio y a las empresas distribuidoras de este tipo de productos a que, en todos los casos, se entregara al médico un ejemplar de dicha ficha (cuatro copias: paciente, facultativo, distribuidor y Ministerio) con cada unidad suministrada, sin que hasta la fecha, esta circunstancia se haya cumplido. La SEMCC cree, por tanto imprescindible promover la utilización de la ficha referida y solicita también la colaboración de los distribuidores para que la incluyan en sus productos.

También indican desde la citada entidad científica que en los últimos doce meses, el Ministerio de Sanidad mantiene con la SEMCC y con las demás Sociedades científicas del sector permanentemente informadas, mediante comunicaciones periódicas, sobre los implantes de relleno legalmente comercializados en España; y que estas sociedades transfieren inmediatamente esta información a sus asociados.