E.P., Las Palmas.- El presidente de la Sociedad Española de Paraplejia (SEP), Antonio Sánchez Ramos, ha reclamado al Gobierno central y a los de las Comunidades Autónomas que faciliten la creación de un gran registro nacional de lesionados medulares que permita conocer la cifra real de afectados. Hasta el momento, los expertos se mueven exclusivamente por estimaciones. En España se calcula que hay entre 30 y 35.000 afectados por lesión medular, y la media de casos nuevos cada año se sitúa entre los 18 – 20 nuevos casos por cada millón de personas.

Sánchez Ramos, quien participó en unas jornadas que la Asociación Española de Paraplejia celebró recientemente en la capital grancanaria, destacó que actualmente en España se carece de un gran censo que permita, además de cuantificar el volumen de afectados, determinar en qué zonas y hospitales españoles sería necesaria la creación de una unidad especial para lesionados medulares. España tiene en estos momentos dos hospitales – el Hospital Nacional de Parapléjicos en Toledo y el el Instituto Guttman en Barcelona – centrados exclusivamente en estas lesiones, además de doce unidades de lesionados medulares integradas en grandes centros hospitalarios. Tras esto, el censo permitiría también saber el nivel de integración en la sociedad y el mundo laboral de los afectados, además de conocer si reciben ayudas.

Según los expertos, los accidentes de tráfico son la causa del 60 por ciento de las lesiones medulares, siendo la segunda causa de dichas lesiones, los accidentes laborales originados por caídas. Concretamente, en Canarias, donde la media de este tipo de lesiones se sitúa alrededor de los 28 casos por millón de habitantes, hay que destacar los numerosos accidentes motivados por zambullidas en aguas poco profundas.

Sánchez Ramos explicó que durante estas jornadas, se han podido compartir los recientes avances que se han hecho en la rehabilitación y tratamiento de los lesionados, además de conocer las últimas noticias alrededor de la terapia de neuroregeneración, que se estudia en animales y ha abierto una puerta para pensar que en el futuro las lesiones medulares tengan una cura posible. No obstante, el presidente de la citada Sociedad cientiífica dejó claro que, por el momento, no hay cura posible pese a las expectativas que se generaron con las noticias de la mejora del actor estadounidense Christopher Reeve, que pasó de una paraplejia de grado A (imposibilidad de movimiento y de respiración sin asistencia) a un grado C, en el que puede mover ligeramente los dedos y respira por sí mismo.

Sánchez Ramos señaló que en el caso de Reeve no se conoce exactamente qué proceso detallado ha seguido, pero recordó que el actor dispone de un numeroso equipo de personas exclusivamente dedicados a su recuperación. La tesis que se tiene, desde España, sobre la recuperación del actor de ‘Superman’ es que la reiteración constante durante mucho tiempo de movimientos en un cuerpo paralizado podría generar estímulos en la médula, de manera que ésta responde como un acto reflejo.

Finalmente, el presidente de la Sociedad Española de Paraplejia recordó que, mientras no haya curación, se avanza a pasos agigantados en la mejora de la calidad de vida de los afectados y se investiga para atajar los transtornos metabólicos que surgen al tener la enfermedad.