E.P., Santiago de Compostela.- El clima húmedo, al contrario de lo que popularmente se cree, no provoca una mayor incidencia de las enfermedades reumáticas, aunque sí hace más perceptibles los síntomas de estas patologías a quienes las sufren, según ha precisado el presidente de la Sociedad Gallega de Reumatología, Luis Guerra.

Este especialista apostilló que la climatología húmeda, como la de Galicia, "no influye estadísticamente" en el número de enfermos, como demuestra el hecho de que la prevalencia de estos males en la Comunidad gallega es similar a la del resto de Comunidades españolas.

Guerra participó, junto al consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, José María Hernández Cochón, en el acto de presentación de una campaña organizada por la Sociedad que preside para dar a conocer a la población los síntomas y acciones preventivas de las enfermedades reumáticas, sobre todo la artrosis, la osteoporosis y la artritis reumatoide.

La campaña recorrerá, hasta el próximo domingo, nueve localidades gallegas, en las que se estacionará un autobús informativo desde el que se entregarán folletos explicativos a los ciudadanos, además de un ciclo de conferencias paralelo. Las ciudades que acogerán estos actos son, por orden cronológico, Santiago de Compostela, Pontevedra, Vigo, Orense, Monforte de Lemos, Lugo, Burela, Ferrol y La Coruña.

Prevención

La Sociedad Gallega de Reumatología recuerda que ante la osteoporosis se pueden adoptar medidas preventivas, como una dieta equilibrada y rica en calcio, la práctica regular de ejercicio físico y la ausencia de hábitos nocivos como el consumo de tabaco y alcohol. Se trata de un mal que afecta sobre todo a las mujeres, hasta el punto de que la OMS advirtió de que el 40 por ciento de las féminas mayores de 50 años sufrirá una fractura relacionada con el mismo en algún momento de su vida.

En cuanto a la artrosis, cuyos enfermos son en tres cuartas partes mujeres, tiene sus causas en la herencia genética (en el caso de las manos), la edad y la obesidad, ya que la sobrecarga de peso predispone a que esta enfermedad se manifieste en caderas y rodillas. Respecto a la artritis reumatoide, en España afecta a entre 150.000 y 200.000 personas, con una proporción de cuatro mujeres por cada hombre. Su causa es desconocida, aunque se considera cierta predisposición genética, si bien no hereditaria.