Nerea Garay, Bilbao.-La Sociedad Vasca de Medicina Familiar y Comunitaria (Osatzen) tiene entre sus prioridades para los próximos meses mejorar los flujos de información y la coordinación con los profesionales de Atención Especializada. "Una coordinación, que, dependiendo de las comarcas, no está siendo la idónea en el País Vasco" asegura a EL MÉDICO INTERACTIVO, el doctor Pablo Daza, nuevo presidente de esta Sociedad Científica.

El doctor Daza, que ejerce su profesión en el centro de salud de Intxaurrondo, en Guipúzcoa, tiene muy claro, por otra parte, la necesidad de impulsar la participación de los socios en todas las actividades de Osatzen. "Hace tres meses hemos puesto en marcha la página web de la Sociedad con el fin de utilizarla como herramienta de participación de los médicos. Igualmente vamos a formar diferentes grupos de trabajo para dinamizar las actividades de Osatzen y para favorecer la formación continuada de los médicos de familia. Asimismo "continúa explicando" la organización científica servirá para canalizar, al menos este es nuestro objetivo, las aspiraciones de todos los profesionales de Atención Primaria en el País Vasco".

El presidente de la Sociedad Vasca de Medicina Familiar y Comunitaria, consciente del papel que la Atención Primaria juega en el sistema sanitario, opina que "si bien es cierto que las Administraciones cada vez se fijan más en la A.P. y sus profesionales y que invierten más en ella. Sin embargo, aún quedan muchas cosas por hacer como dotarla de mayores recursos. Porque, al final, seremos los médicos de Primaria quienes vamos a guiar al usuario sanitario tanto en la coordinación asistencial como en atenderle y aconsejarle".

En los últimos dos años en Osakidetza se ha aumentado de forma considerable el número de médicos de familia, "aunque, también es verdad, que en algunos casos se necesitan más facultativos. No tanto por ratios de número de cartillas, sino que habría que estudiar con mayor detenimiento las necesidades de la población a la que se atiende y los recursos que tienen ese colectivo asistido. En cuanto al tiempo dedicado por el médico a cada paciente, según el doctor Daza, viene determinado por la comarca o el territorio. lo ideal es que fuera un mínimo de diez minutos. ésta es nuestra apuesta".

Mayores recursos

A la vez que comulga con que se debe aumentar la capacidad para resolver los problemas sanitarios de la población, el presidente de Osatzen considera que este objetivo no sólo depende del profesional, "sino también de la estructura organizativa. En este sentido, nuestra idea de dar prioridad a la coordinación con los profesionales de otras especialidades. Además, en los casos en los que proceda, habrá que dotar con mayores posibilidades de pruebas complementarias a los médicos de Atención Primaria", insiste el presidente de Osatzen.

El responsable de la Sociedad Vasca de Medicina Familiar y Comunitaria apuesta, asimismo, por la eficiencia, "incrementando el número de plazas de familia y dando continuidad a las ofertas públicas de empleo. Todo esto sin olvidar la formación continuada y la necesidad de involucrar al médico de A.P. para que participe en todas las áreas docentes y formativas y para que demande el que se favorezca la investigación en la atención primaria. Además, subraya, otra de mis metas es que Osatzen se abra a la sociedad y que el facultativo se sienta más cercano de la gente".