Ha tenido lugar la V Reunión de primavera de la comisión de Oncología y Cirugía de Cabeza y Cuello de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Durante la misma, se ha acordado promover el tratamiento multidisciplinar en el cáncer de cabeza y cuello. Este objetivo es clave para aumentar la supervivencia de los pacientes.

Actualmente, la supervivencia global del cáncer de cabeza y cuello es inferior al 40 por ciento a los 5 años. Asimismo, cuenta con una probabilidad del 50-60 por ciento de recurrencias locales a los 2 años. Igualmente, con un 20-30 por ciento de metástasis a distancia a los 2 años. Por todo ello, las sociedades científicas piden un abordaje multidisciplinar para “avanzar en el conocimiento y tratamiento de este tipo de tumores”.

En concreto, se trata de un acuerdo de la SEORL-CCC con SEOM (Sociedad Española Oncología Médica), SEOR (Sociedad Española de Oncología Radioterápica), SECOM CYC (Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial de Cabeza y Cuello). Según estas sociedades, el tratamiento multidisciplinar del cáncer de cabeza y cuello debe realizarse por un equipo de: otorrinolaringología; oncología médica; oncología radioterápica; radiodiagnóstico; medicina nuclear; anatomía patológica; nutrición; oncopsicología; cuidados paliativos; rehabilitación; etc.

Tratamiento multidisciplinar del cáncer de cabeza y cuello

Cada año se diagnostican en España 10.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello. Estas cifras suponen alrededor de un 5 por ciento del total de los tumores. Sin embargo, este tipo de cáncer tiene un gran impacto al incidir en la parte más visible del cuerpo y afectar a la calidad de vida del paciente. Por ello el tratamiento multidisciplinar del cáncer de cabeza y cuello es de gran importancia por las múltiples opciones terapéuticas existentes hoy en día. Especialmente, porque estas evolucionan a gran velocidad.

Otra cuestión abordada en esta jornada fue que en más de un 60 por ciento de los pacientes, esta patología se diagnostica en estadios avanzados. Este es el motivo por el que la SEORL-CCC insiste en la importancia de conocer los signos de alarma. De esta forma insistían en casos de síntomas que persisten durante más de tres semanas, como una disfonía, dolor de garganta, lesiones o úlceras en la boca, bultos en el cuello u obstrucción nasal.