E.P.-Tan sólo un 20 por ciento del personal sanitario se vacuna contra la gripe, a pesar de ser uno de los grupos considerados de riesgo en lo que se refiere a la transmisión de esta enfermedad, según datos facilitados por el Grupo para el Estudio de la Gripe (formado por expertos en la materia de distintas Sociedades Científicas).

Según José Luis Viejo Bañuelos, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), dicho Grupo de expertos ha recomendado al departamento de Ana Pastor "universalizar" la aplicación de esta vacuna.

En principio, piden a Sanidad que garantice una mayor inmunización del personal sanitario, así como extender la vacuna a la población infantil. "Los efectos en la gripe en los niños son muy leves pero éstos tienen una capacidad muy alta de transmisión", ha señalado el doctor Viejo.

Respecto a la gripe de este año, los expertos consideran que "no hay ningún motivo médico para que sea más conflictiva que campañas anteriores". No obstante, teniendo en cuenta la "baja intensidad" de esta enfermedad durante el invierno anterior, consideran que las Administraciones deben estar preparadas ante la posibilidad de que cambie esta situación.

Además, hay otros dos factores que centran la atención de las Sociedades Científicas: la aparición de 250 casos de gripe de origen aviar, que saltó la cadena animal, en Holanda y Bélgica y un posible rebrote del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Respecto al primer punto, la preocupación es relativa puesto que la gripe de origen aviar tuvo una "sintomatología leve", si bien, cabe la posibilidad de que se produzca una mutación del virus. Por otra parte, insisten en la necesidad de intensificar la vacunación para mejorar el seguimiento epidemiológico del SRAS en el caso de que se produzca un rebrote, para evitar confundir sus síntomas con los de la gripe.