En México, el 60% de la población con diagnóstico de asma cree tener controlado su padecimiento, pero solamente 8% cumple con esos criterios de control.

Lo anterior, se traduce en limitaciones en sus actividades cotidianas y riesgo de complicaciones a futuro.

El Dr. Marco Polo Macías, gerente médico para el área Respiratoria en GSK México, considera que es importante tener un diagnóstico oportuno y el apego al tratamiento para lograr un control óptimo de la enfermedad.

El pasado 3 de mayo se celebró el Día Mundial del Asma. En la víspera de esa conmemoración, el especialista comentó las razones por las que los pacientes tienen poco apego a su tratamiento.

Para el experto, lo anterior se debe a las creencias de que los medicamentos tienen efectos adversos, y que al tomarlos es dañino o que al ser utilizados regularmente perderán su efecto.

Sin embargo, afirma que “el uso temprano de corticoesteroides inhalados en asma leve a moderada persistente, favorece el control adecuado de la enfermedad y previene el deterioro en la función pulmonar”.

Consecuencias del asma

El no tener un control óptimo del asma ocasiona que existan daños a largo plazo dentro de los pulmones, conocido como remodelación bronquial.

Lo anterior trata de un estrechamiento de la vía aérea, ocasionado por los cambios de un proceso crónico inflamatorio, de hiperreactividad de los bronquios y que no se ha controlado.

Los principales factores que predisponen el asma son:

  • la mala calidad del aire.
  • el tabaquismo.
  • la exposición al humo de leña.
  • la predisposición genética e inmune.

 

“Lo más importante es aprender a reconocer los síntomas y poder buscar atención lo más pronto posible. Esto, con la intención de tener el control de la enfermedad y así prevenir futuras crisis y problemas a largo plazo”, afirma.

Agrega que el apego al tratamiento es muy importante como camino a seguir hacia el verdadero control de la enfermedad.

Se estima que en el mundo existen cerca de 300 millones de personas con asma, de las cuales de acuerdo con diferentes artículos, el 54% al 74% experimentan síntomas que afectan su vida diaria.

En México, se calcula que del 7% al 10% de la población padece de asma lo que corresponde a cerca de 12 millones de mexicanos, siendo los estados de Tamaulipas, Sonora y Sinaloa los que más casos nuevos presentan.