El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha publicado los últimos datos en el avance de estadísticas de accidentes de trabajo correspondiente al periodo enero-septiembre de 2020. Estos indican que tanto solo se han registrado 2.698 partes de accidente de trabajo por COVID-19 en lo que llevamos de pandemia. Según CC.OO esto supondría un 3,07 por ciento de los contagios por COVID admitidos por el Ministerio de Sanidad.

El 96 por ciento de los accidentes registrados por COVID-19 hasta septiembre se corresponde a las actividades sanitarias y sociosanitarias. Para CCOO, este dato demuestra que la exposición de este personal al contagio por el SARS-Cov-2 como riesgo biológico de categoría 3 es evidentemente un factor de riesgo. Un dato elevadísimo para las trabajadoras y trabajadores de estos centros y servicios, pese a la falta de registro.

Es por ello que, para CCOO, es necesario un cambio normativo de protección social ante los contagios por COVID-19. En concreto, para trabajadores y trabajadoras de Sanidad y Sectores Sociosanitarios.

Contagios por COVID-19

Desde CC.OO también desgranan los datos de los contagios por COVID-19. Así, se han registrado 33.020 casos en personal sanitario, entre el 11 de mayo y el 7 de octubre. La inmensa mayoría de los casos se han notificado durante la segunda ola de la pandemia.

Por sexo, el 79 por ciento de los accidentes notificados corresponden a trabajadoras, algo previsible al tratarse de sectores feminizados. La edad también ha jugado un papel determinante en la declaración de accidente de trabajo. El 35 por ciento de los casos son de trabajadores y trabajadoras menores de 34 años.

Para la FSS-CCOO, el motivo de la alta incidencia en jóvenes se debe a la alta temporalidad que registra la Sanidad y a los contratos de refuerzo. En concreto, los que se hicieron sin la adecuada formación en riesgos laborales, por el momento crítico de atención urgente a pacientes COVID.