El primer borrador del Plan de Acción Mundial para la Seguridad del Paciente 2021-2030 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) contiene 7 objetivos estratégicos. A saber: políticas para cero daños al paciente; sistemas de alta seguridad; seguridad de los procesos clínicos; participación del paciente y la familia; educación y habilidades de los profesionales sanitarios; información e investigación, y sinergias, alianzas y solidaridad. La cuestión es si ahora mismo todo ello se traduce en medidas de seguridad del paciente en los hospitales o queda trabajo por hacer.

Para analizar esta cuestión, la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), ha promovido el sondeo ‘Dándole 360º a la Seguridad del Paciente’. El mismo también ha contado con la colaboración de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), el Foro Español de Pacientes (FEP), la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) y la Asociación Española de Enfermería Quirúrgica (AEEQ). Así se ha podido contar con la participación de más de 2.000 directivos, profesionales sanitarios y pacientes.

La primera conclusión de este sondeo es que solo la mitad de los hospitales dispone de medidas de seguridad del paciente tal conocidas por los profesionales.  Estos en el 70 por ciento de los casos, no son accesibles para los pacientes.

Medidas de seguridad del paciente

De hecho, el 85 por ciento de los pacientes que contestaron en sondeo piensa que sería necesario contar con su participación en el marco de su seguridad. Cuatro de cada diez consideran que este papel deberían asumirlo las asociaciones de pacientes. Un dato importante si se tiene en cuenta además que nueve de cada 10 pacientes elegirían hospital por la seguridad del paciente.

Este no era el único objetivo pendiente. El sondeo también señalaba otros retos como generar cultura de seguridad entre los propios profesionales (74 por ciento). También se señaló el implementar nuevas herramientas y medidas para aumentarla (64 por ciento) y minimizar los riesgos de los pacientes (44 por ciento). En este marco, la mitad de los encuestados cree que estos retos cambiarán en los próximos 3-5 años.